Seleccionar página

Sanciones impuestas por EEUU dejan a Sberbank fuera del consorcio R3

Sanciones impuestas por EEUU dejan a Sberbank fuera del consorcio R3

Rusia se ha titubeado en cuanto a tomar una decisión firme frente a blockchain. Aunque empresas y entidades gubernamentales se encuentran interesadas en el funcionamiento de la tecnología de contabilidad distribuida y han promovido comités de estudios y proyectos financiados, medidas legales y constantes discusiones han retrasado el crecimiento de las criptomonedas y las tecnologías financieras en el país. El último golpe que ha recibido blockchain en territorio ruso se debe a las sanciones impuestas por EEUU a Rusia que han afectado la posibilidad de que el mayor banco del país, el Sberbank, se integrase al consorcio R3CEV.

Según fuentes nacionales, de manera informal, la entidad financiera ha notificado al país que sus intenciones de formar parte del proyecto de R3 han sido rechazadas debido a las sanciones que sobrecaen en Rusia desde el año pasado, luego de que el ex-presidente Barack Obama decidiera expulsar a 35 diplomáticos rusos y cerrara propiedades del gobierno debido a un ciberataque en las últimas elecciones presidenciales. Por agregado, Sberbank también comunicó que el consorcio R3CEV tiene una estructura comercial contraria a lo que el banco realmente busca, que es una “asociación puramente tecnológica”, cuestión que ha llevado a tomar una decisión definitiva a la agencia financiera.

Anteriormente, Sberbank había dejado en claro estar planteándose la posibilidad de entrar al grupo R3 con la finalidad de abrazar los beneficios de las tecnologías de registro descentralizado. Esto, luego de convertirse en miembro del primer consorcio empresarial realizado en Rusia para el estudio de la tecnología blockchain; en donde trabaja de la mano del Banco Central de Rusia, la asesora profesional y tecnológica Accenture y la procesadora de pagos QIWI, compañia rusa que se convirtió en un miembro del R3CEV en octubre del año pasado.

Sin embargo, luego de esta última evaluación, Dmitry Martynov, vicepresidente de estrategia y gestión de productos, ha declarado que el banco está más interesado en la aplicación de blockchains públicas, como Hyperledger, que en una privada como la ofrecida por R3, mejor conocida como Corda.

Recientemente, Rusia ha dado a conocer que para el 2018 Bitcoin podría ser considerado legalmente como un activo financiero. Esto ayudaría a las autoridades a rastrear y regular las transacciones involucradas en lavado de dinero que se hacen por medio de criptomonedas. Ésta no ha sido la única posición que ha tenido el gobierno ruso frente a las monedas digitales, ya que el año pasado se penalizaba el uso de las criptomonedas con multas de hasta 38.000$ y condenas de siete años de cárcel, criminalizando su comercio. Este debate constante que oscila entre la legalización y la prohibición ha traído como consecuencias golpes reiterativos al mercado ruso de las criptomonedas y desaceleración en el crecimiento de la tecnología blockchain.

Sin embargo, Rusia ha logrado ciertos avances en tecnología de contabilidad distribuida que se han mostrado en proyecto como los realizados por el Deposito de Valores de Rusia, la creación de una asociación Fintech promovida por el Banco de Rusia, así como pruebas de prototipo blockchain realizadas por esta misma entidad financiera, dibujando un panorama de interés por los avances tecnológicos en conflicto con regulaciones discordantes.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Andrea Leal

Estudiante de Letras. Si somos lo que leemos, entonces quiero ser de Rimbaud a Pavese.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD