El consorcio blockchain R3CEV, luego de haber pasado meses bajo la observación de los medios por las continuas salidas de sus miembros, anunció durante la Consensus 2017 que obtuvo más de 100 millones de dólares en su segunda ronda de financiamiento de este año y sigue contando con HSBC, Barclays, BBVA, Credit Suisse y Wells Fargo para llevar a cabo la nueva etapa de su plataforma nativa, Corda.

Con más de 40 bancos participando, el consorcio blockchain liderado por David Rutter recibió la mayor cuota de financiamiento en contabilidad distribuida de toda la historia al alcanzar $107 millones en su segunda fase de recaudación. Hasta el momento, las series de inversiones sólo estuvieron dispuestas para quienes forman parte del consorcio, pero al parecer en este caso se hizo una excepción.

Además de contar nuevamente con grandes bancos como The Royal Bank of Scotland, Mitsubishi UFJ Financial Group (MUFG) y BNP Paribas, entre los que aportaron una porción de los $107 millones están incluidos dos inversores estratégicos que no son miembros de R3: la filial de capital privado del gobierno de Singapur, Temasek Holdings, y el gigante informático Intel.

Cabe mencionar que las grandes cantidades de dinero que ahora tiene a su disposición R3 se realizaron a través del fondo FIP InovaBra I, del cual está encargado el Banco Bradesco BBI S.A., uno de los participantes en el consorcio. Asimismo, fue comentado que, más allá de esta inversión, el consorcio se ha estado manteniendo gracias a la cantidad de cuota por membresía, que varía entre $240.000 y $500.000; aunque los reguladores pueden unirse de forma gratuita.

Esta inversión no tiene precedentes. Muchas de las empresas financieras más grandes del mundo se han unido no sólo con el apoyo de capital, sino con un firme compromiso de trabajar con R3 en el desarrollo de soluciones de la industria que serán los elementos básicos de la nueva infraestructura de servicios financieros. Tenemos un impulso sin precedentes.

David Rutter

CEO, R3

Los fondos de esta nueva ronda de inversión se invertirán sobre todo en el desarrollo de la plataforma blockchain del consorcio, Corda; la cual está dirigida a las entidades financieras que hacen vida en el esquema económico mundial bajo estrictas regulaciones. Asimismo, se está preparando una nueva iniciativa para este protocolo, que se unió como código abierto al Hyperledger Project el año pasado.

Según lo publicado recientemente, esta nueva propuesta está vinculada directamente a soportar una gran cantidad de aplicaciones blockchain asociadas a las finanzas que permitan la interoperabilidad con los sistemas tradicionales y otras redes ya existentes desde Corda Enterprise, una versión pagada de Corda que contará con características adicionales.

Licenciaremos Corda Enterprise, la cual vendrá con contratos de servicio y garantías de rendimiento y latencia que de otra manera no estarían disponibles a través de la versión de Corda de código abierto.

David Rutter

CEO, R3

Este movimiento indica que el consorcio sigue apostando a la idea de la colaboración para acelerar el desarrollo de nuevas propuestas DLT para la industria, pero ahora también apuntan a la prestación de servicios.

R3 ha demostrado que el modelo colaborativo puede impulsar con éxito la innovación en los servicios financieros en un grado nunca antes visto.

David Rutter

CEO, R3

El proceso de financiación, comenzado en 2016 y presunto motivo que llevó a Goldman Sachs y Santander a retirarse del R3, aún no termina. A finales de este año, nuevamente abrirán una fase de inversiones, pero esta vez estará disponible a otras compañías interesadas que no sean miembros del consorcio. Por ello, se prevé que la cantidad alcanzada en esta ocasión puede llegar a crecer mucho más, lo que implica también el crecimiento y expansión de Corda en diferentes industrias.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: