Malta ha sido uno de los estados que a nivel mundial ha mostrado más interés en cuanto a tecnología blockchain se refiere, y al parecer en su caso también se incluye a Bitcoin. Así lo demostró Joseph Muscat, su Primer Ministro, durante la última reunión del Laboratorio de Ideas del Centro para los Estudios Políticos Europeos (CEPS), llevada a cabo el 23 y 24 de febrero en Bruselas, donde afirmó que “Europa debe convertirse en el continente Bitcoin”.

En su discurso, comienza exponiendo que este es el momento ideal para las presidencias y administraciones disruptivas, y para seguir el espíritu de esta reunión, más como ciudadano europeo que como ministro, propone algunas ideas que pueden sonar “completamente locas”. Entre ellas, que la Unión Europea debería adoptar las criptomonedas mientras que sus reguladores se encargan de encontrar las medidas más adecuadas para un uso más extendido de las mismas.

El ascenso de las criptomonedas puede ser ralentizado, pero no se puede detener. Algunas instituciones financieras están aceptando minuciosamente el hecho de que el sistema que respalda tales transacciones es mucho más eficiente y transparente que los clásicos. Mi punto es que, en lugar de resistir, los reguladores europeos deben innovar y crear mecanismos para regular las criptomonedas, a fin de aprovechar su potencial y proteger mejor a los consumidores, al tiempo que hacen de Europa el hogar natural de los innovadores.

Joseph Muscat

Primer Ministro, Malta

Cabe mencionar que tal propuesta fue realizada frente a los otros 100 destacados oradores del evento, entre los que se incluyen profesores, políticos y dirigentes de diversas instituciones reguladoras europeas. Aunque Muscat no es el primer mandatario en instar a los reguladores a adaptarse a la innovación y no al contrario, pues otros expertos, como Andrés Pedreño, ex director del Instituto de Economía Internacional, y Mark Carney, gobernador del Banco de Inglaterra, han expuesto ideas similares con anterioridad.

Sin embargo, Muscat da un paso más allá, pues espera que Europa adopte a Bitcoin tanto como el euro. De hecho, comenta que al principio ese ‘proyecto político’ era algo impensable, y aun ha mantenido un precio superior al dólar desde 2002. Y, por supuesto, su idea también es transformar a Europa en un gran centro para la innovación que atrae la moneda digital.

De acuerdo a sus palabras, se puede inferir que no se trata tanto de reemplazar el euro como de hacerlo funcionar paralelamente a las criptomonedas. En esa misma línea, otras de sus propuestas fueron crear un Pacto Social Europeo y utilizar el coste de salida de Gran Bretaña (unos 60 mil millones de dólares) para paliar la desigualdad social en el continente.

Pese a todo, es probable que en el futuro Europa sí llegue a convertirse en un continente Bitcoin, pero sin el euro. No sólo Reino Unido ha pensado en abandonar la Unión Europea: otros países, como Francia, tienen candidatos líderes que apuestan por salir de la eurozona. A propósito, una de las razones para que Bitcoin haya alcanzado recientemente un nuevo precio histórico, es precisamente la incertidumbre creada para el euro gracias al Brexit y a las intenciones de dichos candidatos.

Si hay que apostar, en los próximos años seremos partícipes de muchos cambios en la Unión Europea, donde quizás Bitcoin pueda tener una importante participación.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1CZ2E8v31p417TDbSmYXSYwSVTVExGcip3
DAR PROPINA