En medio del auge por innovar en el desarrollo de la tecnología blockchain, los centros de educación superior han entrado bajo el foco de las empresas como asociadas de valor para la investigación y desarrollo de nuevas soluciones. Ahora, la Universidad de Edimburgo, Escocia, y el Instituto de Tecnología de Tokio se unen a la revolución blockchain con la creación de dos laboratorios de investigación financiados por los especialistas en criptomonedas IOHK.

La compañía creada por el co-fundador de Ethereum, Charles Hoskinson, realizará una inversión equivalente a un millón de dólares en ambos laboratorios de innovación blockchain, como declaró Hoskinson en una entrevista.

La iniciativa colaborativa estará enfocada en la investigación y desarrollo de la criptografía, contratos inteligentes, y la mejora de sistemas con criptomonedas. Asimismo, contarán con 15 miembros por laboratorio para realizar el trabajo, en esfuerzos conjuntos con expertos de IOHK en el área de investigación.

Para el profesor Aggelos Kiayias, líder del laboratorio y Jefe de Ciberseguridad y Privacidad de la Universidad de Edimburgo, esta unión entre el sector académico y el empresarial es un impulso para la innovación. “Esta colaboración pone al laboratorio de Tecnología Blockchain en Edimburgo al frente de la innovación en sistemas blockchain”, declaró  Kiayias, quien también ejerce como Jefe en Ciencias de IOHK.

Los registros distribuidos son una inovadora tecnología disruptiva que pueden hacer escalar los servicios de información hasta un nivel global. La conexión académica e industrial forjada en esta colaboración pone al Laboratorio de Tecnología Blockchain de Edimburgo al frente de la innovación con sistemas blockchain.

Aggelos Kiayias

Jefe de Ciberseguridad y Privacidad, Universidad de Edimburgo

Entre las características que definirán el trabajo en ambos laboratorios, será su naturaleza abierta. El acceso a los datos de investigación y desarrollo se permitirá a los interesados en el proceso, y no habrá patentes privadas por los avances o descubrimientos realizados. El financiamiento por parte de IOHK se extenderá por un plazo de dos años, con la expectativa de extender el programa blockchain a más universidades a nivel mundial.

La investigación dirigida a la mejora de sistemas de criptomonedas podría contribuir al ascenso de Ethereum como criptomoneda en el mercado,  donde ha mantenido un valor estable entre 12 y 13 dólares, tras el disparo de su precio en julio de 2016.

La inclusión de universidades en la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías está tomando impulso. No sólo el sector académico es un beneficiario al preparar a futuros profesionales para las nuevas exigencias del mercado laboral: también es de esperar que la inversión en programas de desarrollo por parte de compañías tecnológicas lleven la creatividad y la innovación para el desarrollo de nuevas herramientas a otro nivel.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: