Dos nuevos documentos oficiales dados a conocer este martes por el Consejo para el Desarrollo de los Servicios Financieros (FSDC) buscan propiciar un nuevo impulso al desarrollo Fintech y la tecnología de contabilidad distribuida en Hong Kong. Uno de ellos está concentrado en aspectos regulatorios y programas específicos que se pueden fomentar desde el nivel gubernamental.

El primer reporte, titulado “The future of Fintech in Hong Kong“, especifica las acciones particulares que se pueden implementar en la región para un desarrollo más acelerado de nuevas aplicaciones tecnológicas para el sector financiero. Entre ellas está la pronta implementación de regulaciones más amigables, teniendo en cuenta la importancia del aprovechamiento de la cercanía con China, el mayor mercado Fintech en términos de economía de escala. El sector de servicios financieros de Hong Kong ya representa el 18% de su PIB y emplea al 6% de la población económicamente activa, por lo que el impacto de la aplicación de los avances tecnológicos se prevé como considerable.

Para Laura Cha, directora del organismo regulatorio local, todavía hace falta un esfuerzo particular para que el nivel de importancia del sistema bancario se equilibre con el soporte tecnológico, tal como está ocurriendo en otros países de la región.

A medida que el ecosistema Fintech y de contabilidad distribuida va madurando, Hong Kong necesita ponerse al día en la carrera y demostrar a las firmas locales e internacionales del área que les ofrecemos oportunidades para el desarrollo de sus negocios. Nuestros reportes apuntan hacia las direcciones generales y las áreas específicas de desarrollo Fintech.

Laura Cha

Directora, Consejo para el Desarrollo de los Servicios Financieros de Hong Kong

Las recomendaciones del primer reporte están concentradas en cinco áreas particulares: seguridad, compensación de pagos, identidad digital y conocimiento del cliente, tecnología para el ámbito de seguros y manejo de riquezas y, por último, temas regulatorios.

El segundo reporte emitido por la entidad regulatoria, llamado “Building Trust Using Distributed Ledger Technology“, apunta precisamente a reforzar la confianza del entorno a medida que se va construyendo una arquitectura inicial para un sistema de contabilidad distribuidaEn el mismo se explora un balance de retos y beneficios, se toman en cuenta los ejemplos de uso de tecnología blockchain en otras jurisdicciones, y se destacan los temas primordiales a definir en el caso de Hong Kong, incluyendo la adopción de las monedas digitales.

En sus conclusiones, este documento sostiene que el gobierno debe trabajar junto con las entidades financieras para apalancar el avance tecnológico y establecer un foco local que se constituya en eje para la comunidad ligada a estas iniciativas. Asimismo, se recomienda la adopción de las monedas virtuales.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: