La tecnología blockchain cada vez ha tratado de ser implementada para mejorar y simplificar el funcionamiento de procesos completamente necesarios pero costosos tanto de empresas como de la vida cotidiana. Uno de los casos de uso que más se ha popularizado es el relativo a los servicios de identificación segura para instituciones financieras.

Recientemente, las Cooperativas de Crédito estadounidenses han dado a conocer que también están apostando por la adopción de los contratos inteligente para validar las identidades de sus clientes, para lo cual realizarán una prueba con la plataforma Sovrin. Según reporta la revista que agrupa a este segmento del mercado financiero, Credit Union Juornal, esta agrupación ha venido realizando investigaciones sobre las cadenas de bloques desde hace un año.

La intensión de las Cooperativas de Crédito con esta prueba de concepto de la tecnología blockchain es comprobar cuáles son los beneficios reales de construir una plataforma que permita reducir el tiempo invertido en verificar si la información suministrada por los clientes es verídica a todo nivel –tanto información personal como información bancaria-.

Es importante tener en cuenta que según el reporte de Credit Union (CU), la forma actual de autenticación incluye una llamada con un cuestionario de 20 pregunta desde un centro de llamadas; un procedimiento que tiene como objetivo aprender y verificar quienes son los clientes, para asegurarse de cumplir con los requisitos de los reguladores. Una tarea que están obligados a seguir cumpliendo, pero que ante la cantidad de tiempo que consume, se vuelve necesidad una alternativa que disminuya el tiempo invertido.

Dicha razón es la que justifica que la prueba inicial que llevarán a cabo con la tecnología blockchain esté enfocada en la identidad digital, específicamente en  asegurarse que quien realmente contesta las preguntas es el cliente en cuestión.

El protocolo que esperan poner en práctica con la plataforma de Sovrin llevará el nombre de CULedger, y funcionará cada vez que un cliente llame a una cooperativa de crédito, pues se procederá a confirmar la identidad pidiéndole al usuario que descargue –y posteriormente utilice- una aplicación para teléfonos en que se verificará la huella dactilar del cliente mediante un protocolo de cadenas de bloque con nodos únicos para cada cooperativa crediticia.

Esta prueba de concepto persigue –y asoma- una premisa macro e innovadora para el ámbito de la identificación: la posibilidad de funcionar con identidades autosoberanas, término que se refiere a que cada individuo proporcione su información manteniendo un control independiente –seguro y verificado- de su información personal a través de cadenas de bloques dedicadas a almacenarla.

Por su parte, la plataforma de  código abierto con que se realizará la prueba, Sovrin, ha desarrollado muchas más aplicaciones de las que utilizará CU, razón por la que Timothy Ruff, CEO de Evernym, compañía desarrolladora de Sovrin, dijo que esto sería “como golpear una mosca con un mazo”.

Utilizar esta tecnología para verificar que las personas que llaman a un centro de llamadas (sean quienes dicen ser) es como golpear una mosca con un mazo.

Timothy Ruff

CEO , Evernym

Pero añadió que es un buen punto de despegue para demostrar la utilidad de la tecnología diseñada por esta empresa, de cara a otras instituciones financieras.

No hemos conseguido que nuestro Ferrari saliera de la primera marcha con ese producto (del centro de llamadas).

Timothy Ruff

CEO , Evernym

Por el momento habrá que esperar para conocer cómo se desenvuelve la prueba con la tecnología blockchain con estos actores del sector crediticio estadounidense para saber si las aspiraciones de Ruff, de llegar a una adopción de mayor envergadura, se cumplen.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: