China cada día apuesta un poco más a la tecnología de contabilidad distribuida a pesar de las políticas poco claras del estado para el uso y minería de monedas digitales. La expansión del entusiasmo por el ecosistema blockchain se ha venido dando en buena medida en las regiones del suroeste de China y esta semana dicho  sector del país ha conformado el primer consorcio blockchain de la zona.

Según reporta un medio local, el anuncio fue dado a conocer durante la Cumbre Foro Global de la Blockchain en la región de Chengdu, capital de Sichuan, provincia que podría convertirse en el centro nacional de desarrollo de tecnología blockchain en los próximos tres años, pues el primer consorcio privado de la zona apuesta a capitalizar toda la innovación, desarrollo, inversión e incubación de iniciativas relacionadas a la tecnología que soporta a las monedas digitales dentro de suroeste de China.

El consorcio está conformado por firmas como Tianfu Software Park, un parque dedicado al desarrollo de software de alta tecnología; la Universidad de Ciencias Electrónicas y Tecnología de China; la compañía de inversión de riesgo Fu Kun Venture Capital y la consultora de criptomonedas BTC123. Y no sólo apuesta a la inversión en el potencial ya existente en la región, sino también a crear y formar a cada vez más especialistas en contabilidad distribuida.

Chengdu no sólo seguirá expandiendo los proyectos que actualmente se llevan a cabo, sino que también contará con el apoyo del consorcio y múltiples universidades nacionales para desarrollar programas de formación empresarial sobre la tecnología que soporta a las monedas digitales. Un esfuerzo que abrirá oportunidades a la población del territorio que aún no ha entrado en el ecosistema blockchain.

Por otro lado, el entusiasmo por la tecnología parece seguir intacto, aun cuando hace pocos días los mineros de Sichuan se vieron obligados a cesar operaciones por presiones del gobierno, alegando que no existe una legislación que ampare la minería.

Es importante destacar que la provincia ha estado en el foco de los inversores desde hace poco más de un año cuando comenzaron a instalar grandes granjas mineras, pues en el interior de China se produce una gran cantidad de energía hidroeléctrica a un bajo precio, permitiendo que se minen más bitcoin por un precio menor. Por el momento, sólo queda mantenernos atentos al desarrollo de operaciones del nuevo consorcio blockchain chino.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina: