Seleccionar página

Bitcoin y blockchain dan poder a las mujeres de países en desarrollo de la mano de Roya Mahboob

Bitcoin y blockchain dan poder a las mujeres de países en desarrollo de la mano de Roya Mahboob

La empresaria afgana Roya Mahboob es reconocida por otorgar poder a sus compatriotas por medio de la tecnología, y específicamente por medio de Bitcoin. Su última intención, como anunció recientemente, es organizar una conferencia acerca del ecosistema bitcoin en su país, con el propósito de reseñar las ventajas y posibilidades que la tecnología de contabilidad distribuida ofrece a sus usuarios, así como presentar diversos proyectos basados en tecnología blockchain que han sido desarrollados por otras de sus compatriotas en la nación islámica.

Mahboob es CEO y co-fundadora de Digital Citizen Fund, una ONG fundada en el año 2012 y responsable por la alfabetización digital de más de 9.000 mujeres. Según la organización, la alfabetización digital es “el conocimiento y la capacidad de conectar, producir, compartir y colaborar a través de una gama de herramientas tecnológicas”.

Desde sus inicios, Digital Citizen Fund, ha trabajado intensamente para ayudar a alcanzar el “empoderamiento financiero” y la independencia económica de mujeres, no sólo en Afganistán, sino en otros países en vías de desarrollo. Esto lo hace a través de centros de educación, denominados centros IT, los cuales están equipados con tecnologías de primera como acceso a Internet de banda ancha, teléfonos inteligentes y tablets.

Es justamente allí donde la tecnología blockchain demuestra sus bondades. En un país como Afganistán, cuyo espacio geográfico ha sido azotado desde los años 80 por diversos conflictos bélicos y la llegada al poder de un régimen despótico como el talibán (islamismo conservador), quienes ejercieron un férreo control sobre el territorio hasta su derrocamiento por fuerzas de la coalición en diciembre del 2001; la descentralización que otorga esta tecnología permite liberar al sector más oprimido en sus derechos: las mujeres.

En tal sociedad el rol de la mujer ha sido duramente relegado a labores domésticas. Todo, aunado a la imposibilidad de abandonar las tareas del hogar aun cuando no haya un varón que pueda hacerse “responsable” por mantener el núcleo familiar; el resultado es un panorama cuando menos desesperanzador para cualquier miembro del sexo femenino que se proponga perseguir objetivos en su vida distintos a la cocina, crianza y limpieza, todo unido a un matrimonio generalmente forzado.

Una mujer proporciona esperanza

Roya Mahboob nunca fue ajena a la realidad descrita. Con tan sólo 23 años fundó Afghan Citadel Sofware Company (ACSC), una empresa asesora de servicios de tecnología que inicialmente contrataba de manera predominante a personal femenino.

ACSC fue inicialmente muy exitosa, llegando incluso a firmar contratos con importantes instituciones incluyendo agencias gubernamentales de Estados Unidos y Afganistán.

La compañía sufrió con retraso en los pagos de agencias gubernamentales afganas, a la par de vandalismo y amenazas de muerte a sus empleadas. Ante tal ambiente hostil, Mahboob se asoció con un inversionista estadounidense y juntos pusieron en marcha su segunda iniciativa: Women’s Annex, una compañía que ayudó a las mujeres afganas a escribir blogs y generar ingresos a través de la publicidad. Después de darse cuenta de que la gran mayoría de las mujeres empleadas por sus iniciativas no poseían cuentas bancarias, Mahboob giró su mirada a los criptoactivos, específicamente, a bitcoin. El mismo comprende un vehículo de pago capaz de trascender las instituciones financieras patriarcales de Afganistán.

Women’s Annex ha procurado un aumento significativo en la adopción femenina de bitcoin en ese país, lo que a su vez permitió a muchas mujeres acceder a niveles, sin precedentes, de autonomía financiera.

Durante un evento reciente, la segunda Blockchain Summit, Mahboob contó la historia de una mujer cuyo “marido siempre la golpeaba y le quitaba todo su dinero”. Después de unirse a Women’s Annex y pasar a formar parte del ecosistema, la mujer fue capaz de ahorrar suficiente criptomoneda para “pagar a un abogado mediante el cual conseguir su divorcio”, dijo Mahboob.

De igual manera, en una entrevista con International Business Times, Mahboob afirma que el Digital Citizen Fund ha ayudado a más de 100 mujeres a iniciar sus propios negocios. Por tanto, el siguiente paso sería a preparar esa conferencia en Afganistán para mostrar proyectos desarrollados gracias a criptoactivos, aunque por los momentos no hay una fecha determinada.

Por otro lado, se destacada que los contratos inteligentes proporcionan una excelente solución ante la práctica de negación o destrucción de acuerdos laborales. Esto, según Mahboob, es una acción comercial deshonesta llevada a cabo con regularidad dentro de Afganistán. Las mujeres son especialmente vulnerables debido a la improbabilidad de que la víctima acuda por asistencia a las autoridades competentes.

Con la tecnología blockchain, nadie puede destruir un registro y decir que nunca se ha firmado un contrato, esto es menester para alcanzar la independencia financiera de las mujeres en las naciones en vías de desarrollo.

Roya Mahboob

CEO, Digital Citizen Fund

De igual manera, señaló sus intenciones de impulsar un mercado en el cual las mujeres puedan solicitar, préstamos y créditos para sus negocios e incluso seguros.

Cabe destacar que Roya Mahboob fue considerada una de las 100 personas más influyentes en el mundo por la revista Time para el año 2013.

No obstante, no es el único nombre femenino que ocupa un lugar de peso dentro del ecosistema. Otros dos nombres que podemos mencionar son Blythe Masters, ex ejecutiva de JP Morgan y actual CEO de Digital Asset Holdings; y Perianne Boring, fundadora y presidenta de la Cámara de Comercio Digital.

¿Disfrutaste leyendo este artículo?
Agradece a con una propina:

Acerca del autor

Didiana Archila

Futura Comunicadora Social, minuciosa investigadora, amante del baile y del yoga.

¡Mantente al día!

Tweets de @CriptoNoticias

PUBLICIDAD