El pasado lunes se declaró culpable de las acusaciones de lavado de dinero Anthony Murgio, exejecutivo de la casa de cambio bitcoin Coin.mx, que fue declarada ilegal hace dos años por operar sin licencia en Estados Unidos, un mes antes de que comenzara el juicio.

Según lo reseñado por Reuters, Murgio evitó enfrentar el juicio del Tribunal Federal de Manhattan y llegó a un acuerdo con la fiscalía en el cual acepta no apelar su sentencia durante los próximos 12 años y medio.

Entre los cargos que enfrenta el ejecutivo de la casa cambiaria de monedas digitales se incluyen conspiración para operar un negocio sin licencia dentro de territorio estadounidense  y conspiración para cometer fraude bancario.

Murgio y su socio Yuri Lebedev fueron arrestado en junio de 2015 por el FBI, enfrentando otros cargos aparte de lavado de dinero, como el uso de fondos obtenidos a través de ataques con el virus tipo Ransomware, que restringe el acceso a los datos del usuario y ofrece liberarlos a cambio de recibir un pago en bitcoins .

Además, estos dos individuos no fueron los únicos detenidos por las autoridades, pues en Israel fueron capturados y posteriormente extraditados Gery Shalon y Ziv Orenstein, acusados de formar parte de la asociación criminal cibernética que dirigió ataques al banco JP Morgan Chase, con el objetivo de sustraer los datos de los usuarios de la plataforma servicios financieros. Dicho ataque fue exitoso, pues logró que los hackers, junto a Joshua Samuel Aaron, violentaran la privacidad de 83 millones de clientes de Morgan Chase.

Estos tres hackers enfrentan procesos abiertos por otros cargos como piratería informática, acusación que Murgio no enfrenta a pesar de estar vinculado con Shalon y Aaron por casi 10 años.

Gery Shalon era el propietario de la extinta casa de cambio de monedas digitales, Coin.mx, que permitía la compra y venta de bitcoins a cambio de dólares estadounidenses de forma instantánea, pero que realmente fue utilizada para lavar dinero. Dicha casa cambiaria operaba bajo una compañía falta y eventualmente una cooperativa crediticia fundada por los hackers buscados por el FBI para estos fines.

Shalon, Orenstein y Aaron se encuentran a disposición del sistema judicial estadounidense y podrían enfrentar hasta 20 años de prisión, y hasta el momento se declaran inocentes. Por su parte Murgio debe comenzar a cumplir su sentencia, dictada por la juez federal a cargo del caso, Alison Nathan, a partir del 16 de junio de 2017.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1LWi3A9bWrgkspBkMYbYcMuD3ejBiYTdX2
DAR PROPINA