El caso Silk Road ha sido una de las disputas legales más turbias en toda la historia de la criptomoneda bitcoin. Llena de narcotráfico, corrupción policial y condenas penales, la historia del polémico portal de la Darknet parece sacada de alguna novela policíaca. Recientemente, a la trama de este relato de ficción se le agrega una nueva pieza: una muerte fingida.

Como ya hemos comentado en otras oportunidades en CriptoNoticias, varios miembros del cuerpo de investigación encargado de llevar el caso Silk Road estuvieron vinculados a casos de extorsión y robo de bitcoins utilizando pseudónimos para mantener contacto con Dread Pirate Roberts (DPR), nombre que usaba el administrador principal del portal.

Uno los oficiales implicados en estos actos de corrupción fue el ex agente de la DEA, Carl Force. Force fue condenado a 78 meses de prisión tras admitir los cargos de extorsión, lavado de dinero y obstrucción de la justicia que se le imputaban. Lo que Force no admitió es que uno de los muertos por encargo que se le imputaban a Ross Ulbricht, no estaba realmente muerto.

Curtis Green

Curtis Clark Green es un hombre de 50 años que trabajó como administrador de Silk Road bajo el pseudónimo de Chronicpain, resolviendo disputas entre vendedores y compradores en la sección de reducción del riesgo de Silk Road.

Green se interesó en Silk Road por su relación con Bitcoin, siendo uno de los mercados más grandes en los que se utilizaba bitcoin en el momento. Sin embargo, fue identificado por el equipo de la DEA encargado de llevar la investigación, al haber recibido un kilogramo de cocaína en su casa.

Cuando DPR se enteró que uno de los miembros del portal había sido arrestado, sospechó que éste podría dar declaraciones peligrosas para él a las autoridades. Además, para el momento, una alta suma de bitcoins había sido robada de Silk Road y todo apuntaba a que Green había sido el ladrón.

En medio de estos eventos, DPR contactó a uno de sus distribuidores de drogas, “Nob”, con el fin de que asesinara a Green. Lo que DPR no sabía es que Nob era realmente el oficial Force interactuando de manera encubierta en Silk Road. Para pagar el sicariato, DPR le transferiría 80.000 dólares a Nob. Una vez entregado el dinero, Force fingió haber asfixiado a Green, a quien posteriormente arrestaría.

A todo esto, luego se descubriría que los bitcoins fueron realmente robados por el oficial Shaun Bridges utilizando la cuenta de Green.

También, pudo conocerse gracias a The Baltimore Sun que Green, quien fue arrestado en el 2003 bajo cargos de crímenes de drogas, fue finalmente sentenciado el viernes pasado a dos días de prisión preventiva y cuatros años de libertad condicional por el juzgado federal de Baltimore.

Las condiciones para Green fueron más leves tras haber hecho un acuerdo con la fiscalía y cooperar como testigo en la investigación de los agentes corruptos, llegando a prestar testimonio en la audiencia del agente del Servicio Secreto, Shaun Bridges.

Ulbricht fue arrestado eventualmente y condenado a cadena perpetua, sentencia que actualmente se encuentra apelando. Los cargos de asesinato por encargo de Green todavía se encuentran pendientes en el juzgado de Maryland.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 12QLzthbYPmA8H19M4wPL1jfGDAp6zP7zu
DAR PROPINA