Cuatro postores resultaron ganadores en la subasta de los últimos 44.341 BTC restantes de los 144.000 BTC incautados tras el cierre del reconocido mercado de drogas online, Silk Road, y la tramitación legal de Ross Ulbritch, el creador de dicho mercado.

Los 44.341 BTC subastados tienen un valor de aproximadamente 14.5 millones de dólares para el momento de redacción de este artículo y la subasta de estas criptomonedas fue anunciada el mes pasado, dando oportunidad para que los interesados pudieran registrarse.

El anuncio del evento declaraba que los bitcoins serían ofrecidos en 22 bloques: 21 bloques de 2.000 bitcoins y 1 bloque de 2.341 bitcoins. De acuerdo con lo informado por Reuters estos bloques fueron repartidos entre los cuatro ganadores que obtuvieron 4.000, 6.000, 10.000 y 24.341 bitcoins, respectivamente.

Los nombres de los ganadores de esta y las tres subastas anteriores no han sido revelados oficialmente por motivos de seguridad. Lynzey Donahue, una portavoz del Servicio de Policías, se ha encargado de revelar a los medios la información pertinente referente a las cantidades de dinero otorgadas.

Tras dar una mirada al caso de Silk Road y Ross Ulbritch, no resulta difícil entender el hecho de que el Servicio de Policías de Estados Unidos se haya apresurado en deshacerse de todos los bitcoins que fueron decomisados. Sin duda fue un caso delicado en el que incluso se hallaron involucrados dos agentes estadounidenses que aprovecharon sus cargos para robarse miles de dólares en bitcoins mientras llevaban a cabo la investigación de Silk Road.

Por su parte, Ross Ulbritch, el creador de Silk Road, fue condenado a cadena perpetua acusado de haber dirigido una empresa criminal que beneficiaba a los piratas informáticos y traficantes de drogas. Esta condena, que generó bastante polémica entre los medios de comunicación y la opinión pública, incluso nos llevó a preguntarnos si las autoridades habían confundido la legalidad con la justicia en el momento de tomar dicha decisión.

Lo cierto es que surgieron numerosos defensores de Ulbritch que lo presentaron como un joven idealista con buenas intenciones. En su defensa personal, Ulbricht declaró que su intención era ofrecer a los consumidores de drogas un lugar seguro para obtener sus sustancias. Sin embargo, las autoridades ejecutaron su sentencia alegando principalmente que Silk Road podría ser utilizado como modelo para la ejecución de otros crímenes similares.

Ahora podemos afirmar con propiedad que con la celebración de esta última subasta se cierra un capítulo en la historia de Bitcoin. Para saber más acerca de este capítulo, recomendamos un documental llamado “Deep Web” en el que se ofrece una mirada a la historia de Silk Road, Bitcoin y la Deep Web desde un punto de vista distinto.