En el caso de la extinta casa de cambio Cryptsy siguen apareciendo nuevos elementos que hacen su desenlace más díficil y lento de lo que podríamos imaginar. Luego de la suspensión de servicios, la desaparición del CEO Paul Vernon, la introducción de una demanda colectiva y la puesta en marcha del caso en las cortes del estado de Florida; ahora la ex-esposa de Vernon entraría en escena con la venta de algunos de sus bienes para cubrir parte de las pérdidas a los estafados.

Lorie Ann Nettles es el nombre de la antigua esposa de Paul Vernon quien, acorde a un documento legal publicado bajo autorización de una corte estadounidense, podría desprenderse de varios bienes y propiedades que supuestamente fueron obtenidos con dinero tomado de los clientes de Cryptsy. Actualmente Nettles se encuentra en conversaciones con varios de los demandantes y, de llegar a un acuerdo, dichas propiedades podrían ser introducidas al juicio para revisión de las autoridades y posiblemente puestas en venta para devolver el dinero a los estafados.

En la lista de bienes asociados a Nettles se encuentran un anillo de diamantes, una propiedad en Palm Beach, dinero recibido por la venta de activos en criptomonedas y de un automóvil Infiniti QX60; entre otros pasivos. De aprobarse, el arreglo cubriría parte del monto que los demandantes exigen a Paul Vernon (unos 5 millones de dólares), a su vez que podrían extender todavía más el proceso legal en los tribunales.

Mientras tanto, el paradero de Vernon sigue sin conocerse aunque algunos periodistas han llegado a intuir que el ex CEO de Cryptsy estaría escondido en China. La ausencia de Vernon en todo el proceso legal sin dudas entorpece el desarrollo del juicio.

Recordemos que el caso de Cryptsy inició en los primeros meses del año pasado cuando la casa de cambio suspendió temporalmente los retiros de la plataforma por supuestos hackeos. Luego de confusos anuncios de parte de Paul Vernon donde alegaba que todo estaba bajo control a pesar de haber sufrido un ataques DDoS, la plataforma dejó de funcionar y posteriormente los usuarios decidieron introducir una demanda colectiva en las cortes del estado de Florida.

La negociación entre los demandantes y la ex-esposa de Vernon pareciera ser una medida un poco desesperada por parte de los usuarios que claman ser estafados por Cryptsy. Si bien hasta ahora no se ha logrado levantar una orden de detención a Vernon, los demandantes parecieran estar perdiendo la paciencia y encontrarse actualmente dispuestos a saldar las cuentas con lo poco que puedan conseguir con la venta de los bienes y propiedades de la señora Nettles.

Cryptsy ha sido uno de los casos más recientes de estafas por parte de casas de cambio de criptomonedas a sus usuarios. Dada la importancia que esta plataforma de intercambios poseía tanto en Estados Unidos como en el ecosistema de las criptomonedas, es lamentable que todavía siga abierto el caso y continúe alimentando negativos precedentes como el ocurrido con MtGox.