El juez de la Audiencia Nacional, Juan Pablo González, ha acordado el ingreso a prisión provisional de la pareja fundadora del “únete”, una moneda virtual para comprar y vender en la red que resultó ser una gran estafa piramidal.

Esta pareja se trata de José Manuel Ramírez Márquez y Pilar Otero Sánchez, quienes se entregaron esta semana declarando voluntariamente ante el juzgado. Sin embargo, fueron apresados ante el temor de que pudieran huir de España o destruir las pruebas. Ambos fueron hallados culpables de delitos de integración en organización criminal, estafa y blanqueo de capitales mediante la fundación de la empresa Unetenet.

La empresa Unetenet prometía a sus usuarios la posibilidad de ganar dinero fácil desde casa dedicando solamente unos minutos al día y con unos beneficios inalcanzables en cualquier otro trabajo. Para obtener dichos beneficios los usuarios tenían que comprar una serie de paquetes que les permitían ofrecer la publicidad de Unetenet para traer nuevos miembros a trabajar a la compañía y, así, generar ingresos.

El supuesto objetivo de la empresa era permitir que cualquier persona tenga la oportunidad de empezar su propio negocio en Internet y ayudar a que todos sus socios pudieran aumentar sus ingresos y conseguir su independencia económica.

“Tú éxito desde Casa” este es nuestro slogan, sintetizando que puedes tener tu propio negocio y realizarlo desde casa. Unetenet es una factoría de negocios que tiene un Sistema Económico Independiente –en adelante SEI-. Nuestro SEI opera con un token digital denominado “UNETE”. El unete es la unidad de intercambio que nos permite las transacciones entre la Compañía y los Afiliados. Unetenet

La empresa prometía que con una inversión de 18.000 dólares (16.330 euros) se podían ganar 67.0000 dólares (60.800 euros). Todo ello distribuido en 48 pagas semanales de 1.300 dólares (1.179 euros).  De esta manera consiguieron estafar a más de 50.000 personas de todo el mundo obteniendo más de 28 millones de euros que fueron depositados en cuentas bancarias de distintos países, entre ellos paraísos fiscales.

De acuerdo con lo informado por Europa Press esta estafa se produjo en dos etapas. La primera, que tuvo inicio en agosto del 2012, consistió en la captación de clientes. Para lograrlo la empresa se ponía en contacto con otros responsables que, a sabiendas del fraude, llevaban a cabo charlas formativas, reuniones, actos y realizaban vídeos para dar a conocer los beneficios de publicitar los servicios de Unetenet y lograr el máximo número de socios.

La segunda etapa de la estafa tuvo inicio en el 2014 cuando la Unetenet decidió comenzar a pagarles a los socios a través de la moneda virtual denominada “únete” o “unetecoin”. La empresa indicó que los clientes debían vender sus criptomonedas al precio que estimaran conveniente para poder recuperar su inversión inicial. Ramírez presumía haber concebido su moneda a imagen y semejanza del Bitcoin. Ademas, según un excolaborador la creación de Unetenet fue inspirada en MMM, la gran estafa piramidal creada Serguéi Mavrodi.

Anteriormente el periódico El Pais informó que habían sido arrestados 20 de los colaboradores de Unetenet. Sin embargo, entre estos no se encontraban los creadores y principales responsables de la plataforma. Con la detención de estos últimos las autoridades esperan haber detenido la actividad de esta empresa evitando así la estafa de nuevas víctimas.