Durante el mes de junio de 2015, el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (NYDFS, por sus siglas en inglés), estableció nuevas regulaciones para aquellas compañías que funcionan o trabajan con criptomonedas.

La licencia creada, conocida como BitLicense, incluye la consignación de diferentes documentos legales, la contratación de abogados y otros requerimientos. La medida causó que muchas firmas retiraran la prestación de sus servicios del estado, generando una migración que fue llamada por medios como el New York Business Journal como “El Gran Éxodo del Bitcoin”.

Según reportó Coindesk, los mayores miedos de la comunidad Bitcoin en cuanto a la lentitud y dificultad de este trámite se han hecho realidad: El NYDFS solo ha aprobado una BitLicense en el lapso de septiembre de 2015 hasta el presente mes (Marzo 2016), queriendo decir esto que 21 startups se encuentran operando provisionalmente en Nueva York, pero aún no cuentan con la BitLicense emitida por el organismo, hallándose en un limbo.

Incluso algunas de las compañías que han aplicado y tienen un historial intachable y objetivos fundamentados, como la casa de cambio Coinbase y la almacenadora de bitcoins Xapo, han declarado que sus aplicaciones para obtener la licencia aún no reciben el veredicto.

Según el portal CoinDesk, el representante legal del NYDFS, Dana Syracuse, defendió la Bitlicense en el sentido de que “el proceso de asignación de esta licencia no es muy diferente a la licencia ‘Money Service Business’ (MSB)”, y que las compañías que se encuentran a la espera de la aprobación pueden operar tranquilamente de manera provisional. Syracuse manifiesta no saber si las firmas operadoras de criptomonedas que aún no están utilizando BitLicense se encuentran en un limbo o vacío legal.

Quienes critican al sistema de licencias, señalan que los trámites para aplicar a la MSB son increíblemente lentos, costosos y favorecen a las empresas conectadas políticamente con las autoridades, mientras que los pequeños emprendimientos se quedan atrás en la carrera.

Jaron Lukasiewics, CEO de Coinsetter, una de las startups que huyó de Nueva York tras las medidas tomadas y que fue adquirida recientemente por Kraken, aseguró al portal Fortune que su compañía gastó cerca de 50.000 dólares en la aplicación de la BitLicense; a la vez, George Frost, asesor legal de Bitstamp, comentó a Coindesk que la suma ascendía a 100.000 dólares en su caso, significando una cantidad muy difícil de pagar para estas pequeñas compañías.

Richard Loconte, vocero del NYDFS, anunció que el organismo pretende aprobar la mayor cantidad de licencias posibles, pero que la naturaleza de la tecnología de criptomonedas aún está siendo estudiada por los funcionarios y eso causa un atraso en la aprobación de la licencia.

El director de comunicaciones dijo a Coindesk:

“Hay diversidad en las compañías que aplicaron en cuanto a sus actividades y la información que brindaron al organismo. Estamos trabajando con muchas firmas, en lugar de rechazarlas directamente, para que nuestra institución pueda ser provista de la información necesaria” Richard Loconte

Por su parte, Patrick Manasse, encargado de los temas legales y fiscales de la casa de cambio de bitcoins, MonetaGo, aseguró que a pesar de ser difícil y estresante el proceso de emitir las licencias, confía en que está en buenas manos la gestión.

“Podrían necesitar cualquier cosa, hasta un exámen de sangre…”, dice de manera irónica, pero continúa, “…ellos (NYDFS) sabrán que no es su trabajo hacerlo. Su trabajo es proteger un mercado eficientemente, y eso se hace estableciendo alianzas con las compañías”.

Uno de los señalamientos que realiza Manasse, es que la NYDFS está permitiendo a MonetaGo enviar los recaudos de su aplicación a medida que sean creados, de modo que el proceso es más cómodo para una startup.

La medida demuestra que los climas y ambientes burocráticos, excesivamente reguladores y complicados, no son atractivos para las compañías, especialmente las startups, a quienes les cuesta más soportar la carga a nivel económico y logístico.

Desde CriptoNoticias esperamos se resuelva esta situación que perjudica las actividades de las criptomonedas en la ciudad de Nueva York.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1H3fMDrUpZ73Bt1Fenobb8aQUHaUg43s2L
DAR PROPINA