El secretario adjunto de la SEC (US Securities and Exchange Commission) ha retrasado la fecha para aprobar la solicitud de convertir Bitcoin en un ETF, realizada por la empresa de Blockchain SolidX y, así, el poder conseguir que la moneda digital pueda ser listada en la Bolsa de Nueva York.

El pasado mes de julio, SolidX presentó la propuesta a la SEC y, a pesar de que ésta tenía 45 días para aprobar la medida a partir del momento que se presenta una solicitud en el registro federal, hemos podido comprobar de forma fehaciente que el tiempo de espera se puede alargar, pues a la fecha ya se ha vencido el plazo y aún no tenemos noticias.

Si se aprobase esta propuesta, sería una gran noticia para los actuales poseedores de Bitcoin, ya que numerosos inversores y, sobre todo, los inversores más poderosos, verían en esta criptomoneda la seguridad y respaldo que quizás ahora les falta. Es importante recalcar que SolidX dijo en su presentación que el Bitcoin que se llevará a cabo en su ETF estará asegurado. El seguro cubrirá la pérdida por robo, destrucción o fraude informático, siendo el Bank of New York Mellon quien lo custodie.

Los ETF se conocen en castellano con el nombre Fondos Cotizados. Su característica principal es que la manera de operar con ellos es igual que si se tratase de una acción, siendo totalmente transparentes y conociéndose su precio en todo momento. De este modo tienen una gran flexibilidad, ya que se pueden comprar y vender a lo largo de toda la jornada de cotización.

Se espera que las consecuencias de la concreción de esta propuesta sean similares a las que se produjeron, hace ahora unos años, cuando la medida afectó a los metales preciosos. Con su democratización, muchos inversores optaron por adquirir ETFs de metales preciosos, que anteriormente no estaban al alcance de cualquiera, lo que se tradujo en miles de millones de dólares de efectivo en los mercados de cotización. La misma historia podría sucederle al Bitcoin, aunque aún tendremos que esperar otro plazo para verlo.