Un nuevo marco regulatorio para los proveedores de servicios de pago ha sido propuesto por la Autoridad Monetaria de Singapur, una movida legislativa que incidiría directamente en el estatus jurídico de las casas de cambio de criptomonedas en el país del sureste asiático.

El documento consultivo titulado ‘Propuesta de Marco Regulatorio para Actividades Basadas en Pagos y Establecimiento de un Consejo Nacional de Pagos’,  comienza dando cuenta de la cantidad de ramificaciones que posee la estructura gubernamental y legislativa en materia financiera en Singapur, aclarando que mientras el Sistema de Pagos Electrónicos es completamente operado y gobernado por la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS, por sus siglas en inglés), hay otros entes en los que su administración es parcial y responden a legislaciones diferentes.

Tomando en cuenta que, con el advenimiento de las Tecnologías Financieras, las líneas que separan los sistemas de pagos, los servicios de remesas y los servicios de depósito de valor se hacen cada vez más difusas, aunado al hecho de que startups con sus propias particularidades se están sumando al ecosistema de actores tradicionales que solían proveer estos servicios; observan como necesaria la creación de un marco regulatorio en materia financiera que se amolde a los complejos y globalizados tiempos corrientes. Esto, en la búsqueda de ofrecerle seguridad al ciudadano frente a los riesgos que el vacío legal podría suscitar. En el documento, puede leerse:

Un régimen regulatorio más calibrado, aplicado sobre las actividades de los proveedores de servicios de pagos en vez de sobre sistemas de pagos específicos, permitiría al MAS una mejor atención de asuntos tales como protección al consumidor, acceso y gobierno corporativo. También le daría al MAS la flexibilidad para atender riesgos emergentes tales como ciberseguridad, interoperabilidad, tecnología, lavado de dinero y financiamiento terrorista. Se avizora que una regulación basada en la actividad de los proveedores de servicios de pagos ayudará a construir confianza pública y fomentar el uso de pagos electrónicos.

Autoridad Monetaria de Singapur

El MAS funge a la vez como Banco Central y como autoridad de regulación financiera. Esto lo distingue de otros bancos centrales del mundo puesto que, además de competerle la gestión de la política monetaria a nivel ejecutivo, al ser el ente emisor de la moneda del país; desde 1984 recae entre sus responsabilidades la regulación del sistema monetario a través de mecanismos de cambio de divisas. Tomando en cuenta estas competencias, se entiende que el Banco Central realice propuestas en materia legislativa para el sector financiero.

Las divisas digitales en la propuesta legislativa

De aprobarse el documento, el MAS instaría a los proveedores de servicios de conversión y transmisión de dinero, categoría dentro de la que sitúan a las casas de cambio de divisas digitales, a la obtención de una licencia con la que operar en el país. Además, se buscaría establecer una tasa de cambio estándar para los proveedores de servicios que faciliten el intercambio de criptomonedas, tales como bitcoin.

Singapur es uno de los países cuyo gobierno se ha mostrado más favorable a las tecnologías financieras en los últimos años, siendo su Primer Ministro, Lee Hsien Loong, uno de sus principales promotores. A pesar de que la intención detrás de esta propuesta es promover el uso de los sistemas digitales de pago, distinguiéndose como una regulación de avanzada en el mundo al buscar el impulso de este desarrollo tecnológico, la aprobación de la licencia tendría efectos directos sobre las políticas adelantas por las casas de cambio que operan en el país, tales como CoinHako, Coinbase y Quoine.

En otras oportunidades, se han observado los efectos contraproducentes que han tenido la aplicación de licencias en determinados territorios, siendo el caso más reconocido el de la BitLicense neoyorquina y el éxodo de compañías de la entidad. Con todo, en aquella oportunidad, Coinbase fue una de las primeras compañías en solicitar la licencia, por lo que quizás no tendría inconvenientes en amoldarse a una nueva legislación.

Quizás previendo un destino similar al neoyorquino es que el MAS se encuentra buscando retroalimentación por parte de los actores que puedan verse vinculados a la legislación, disponiendo un período de comentarios para recibir críticas respecto a la propuesta. Además, dentro del mismo documento se incentiva la creación de un Consejo Nacional de Pagos, integrado por miembros tanto del sector público como del sector privado de Singapur, para dirigir en trabajo coordinado la política de la industria de pagos en el país en el futuro.

El período de comentarios estará abierto hasta el 31 de octubre del presente año. Hasta entonces, las compañías tendrán la posibilidad de expresar sus ideas o indicar sus negativas a la propuesta. Una lectura más detallada de la información puede encontrarse directamente en el documento que les ofrecemos a continuación:

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 12QLzthbYPmA8H19M4wPL1jfGDAp6zP7zu
DAR PROPINA