El pasado 18 de octubre el Ministerio Chino de Industria Informática y Tecnología de la Información junto al Ministerio de Finanzas publicaron el primer documento de orientación oficial sobre las áreas de aplicación de la tecnología blockchain.

El documento titulado “Libro Blanco: Tecnología y el desarrollo de aplicaciones blockchain en China (2016)”, resume la situación actual y la tendencia de desarrollo de la tecnología en el país, y en el extranjero, al mismo tiempo que analiza las aplicaciones de la tecnología en el sector financiero y todo lo referente a cadenas de suministros, cultura, entretenimiento, manufactura inteligente y educación.

Según reporta el diario “Primer Diario Financiero“, el libro blanco se comenzó a construir con un trabajo compilatorio teórico en el mes de agosto, proceso que resultó tan relevante que le permitió a estos ministerios establecer alianzas con importantes empresas tecnológicas como el Instituto chino de Estandarización Eléctrica, Servicios de Información Financiera Ant Beijing y China Wanxiang Holding Co, entre otras.

Así pues, para las entidades públicas que realizan el informe, el potencial financiero de la tecnología blockchain es el más importante de la actualidad. Ambos ministerios se encuentran especialmente interesados en las alternativas de pago, la gestión de información, compensación, liquidación e identidad.

El libro blanco chino establece que en el sistema blockchain actual hay una serie de puntos débiles, como el alto costo de la conciliación, transacción y liquidación entre instituciones financieras, especialmente las transfronterizas. Y es por esto que pretende reducirlos haciendo el procesamiento de pagos más eficiente.

Según estima el Ministerio de Finanzas, estas medidas permitirán a las instituciones bancarias realizar pequeños pagos transfronterizos, acción que en consecuencia le dará carta blanca a las pequeñas y medianas empresas para realizar operaciones internacionales a un costo conveniente.

Asimismo, con referencia a la gestión de información, durante las transacciones y fuera de ellas, estos ministerios consideran que los activos como acciones, bonos y recibos pueden incluirse en una cadena de bloques para eliminar a los intermediarios, pero haciendo una salvedad: las instituciones de infraestructura industrial desempeñarán un papel tutelar para garantizar la autenticidad de los activos.

Las autoridades chinas constataron que las transacciones de activos a través de contratos inteligentes se realizarán “con base a ciertas reglas”, dejando claro su interés por la estandarización.

Establecer un marco común de trabajo es un paso importante para conseguir la adopción masiva de la tecnología, y China lo sabe. Por ello, aclaran que aunque se encuentran en una fase prematura de investigación para establecer cómo regularán la tecnología, ya se encuentran en proceso de construcción de este marco de sistemas blockchain, uno que vislumbre los estándares básicos, así como los métodos y procedimientos que permitan la interoperabilidad de servicios y aplicaciones.

Con la mirada puesta en la regulación, el libro blanco establece un calendario para la construcción del sistema estándar que servirá de núcleo y regulados a partir de cuatro aspectos: pre-investigación, desarrollo de normas, promoción piloto y mejoras en el sistema.

Este calendario prevé poner en marcha las últimas mejoras del sistema en octubre de 2017.

Se espera conocer pronto más detalles sobre los avances del sistema de estandarización que desarrolla el Ministerio de Industria de China, ya que el gigante asiático cuenta con la mayor cantidad de mineros de bitcoin activos, que procesan cerca del 70 por ciento de las transacciones totales en el mundo.