El Banco de la Reserva de Zimbabwe, entidad bancaria central de ese país, alertó a sus ciudadanos ante los riesgos que conlleva el uso de bitcoins.

El Director de Pagos Nacionales de la entidad, Josephat Mutepfa, señaló que aunque el uso de las criptomonedas representa un fenómeno mundial y han aparecido varias empresas que ofrecen esos servicios en el país, todavía el banco central no ha ideado ninguna regulación para el uso de las criptomonedas.

Lo que, según Mutepfa, representa para los ciudadanos de Zimbabwe exponerse a riesgos asociados a transacciones sin la posibilidad de rastreo, agregó el representante estatal durante la Conferencia de Dinero Móvil y Pagos Digitales en dicho país. Estas palabras poco alentadoras son emitidas aún cuando Bitcoin es el ejemplo más popular de criptomonedas y la tecnología blockchain, que permite a usuarios usar una moneda virtual alternativa para muchas ventajas financieras y de la cual actualmente muchas empresas en África ya ofrecen servicios relacionados.

Por ejemplo, la empresa Bitmari, la cual ofrece un servicio que facilita las remesas en África utilizando Bitcoin, anteriormente en junio empezó a ofrecer el servicio de remesas al mercado de Zimbabue y anunció que planea introducir nuevos servicios a lo largo del año.

Sin embargo, Mutepfa mantuvo su posición al respecto y mencionó que su postura se basaba en el hecho de que Bitcoin no representa una alternativa porque no se encuentra regulada, lo cual en algunos casos puede llevar a un posible colapso en las empresas que hacen de casas da cambio de bitcoins o servicios de pago.

Según el fundador de Bitmari, en la actualidad hay aproximadamente 30 millones de africanos viviendo en otros países, que representa en un estimado de 1,8 billones de dólares que son enviados anualmente a África por esos emigrantes. Esto es un mercado importante que las empresas Bitcoin están buscando cubrir, aunque con estas declaraciones del gobierno de Zimbabwe quizás se vean afectadas.

La plataforma financiera de esta nación africana muestra un atraso a nivel económico y tecnológico por parte del estado, en vista de que Zimbabwe posee un volumen importante de alrededor de 50 millones de dólares de Zimbabue en transacciones digitales.

Mientras que en la Unión Europea ya se discuten las primeras regulaciones de las criptomonedas, al igual que en algunos países de Asia, en África es un tema joven que cuenta con más inclinación hacia la prohibición antes que su regulación positiva. Aunque estas declaraciones del estado africano no se traducen en hechos definitivos, claro está que el Bitcoin tiene todavía un camino largo para recorrer en el continente.