Una de las principales preocupaciones de los gobiernos y entes reguladores legales en cuanto a bitcoin y demás criptomonedas es la posibilidad de que se cometan crímenes sin ser detectados por las autoridades. Por eso, Australia pretende ocuparse del asunto en su nueva ley contra el terrorismo, parte de un esfuerzo multi-institucional para actualizar sus leyes en este aspecto en vista de que el país es blanco de grupos terroristas como el Daesh (autoproclamado Estado Islámico).

La Austrac, o Australian Transaction Reports and Analysis Centre, una agencia de inteligencia y contraloría financiera australiana, emitió un reporte en el que señala a los métodos de pago electrónicos como susceptibles de permitir el financiamiento del terrorismo.

“Los grupos terroristas están comprometidos con radicalizar, reclutar y comunicarse a través de internet. Existe un alto riesgo de que estos grupos utilicen métodos de pago en línea o monedas digitales. Las tarjetas prepagadas también han sido usadas para transferir fondos desde paraísos fiscales dirigidos al financiamiento del terrorismo”, indica el reporte.

Cierta cantidad de servicios de pago en línea y monedas digitales son anónimas por defecto, haciéndolos atractivos para el financiamiento del terrorismo, especialmente cuando el sistema de pago está establecido en una jurisdicción con leyes anti-terrorismo y lavado de dinero poco efectivas.

Australian Transaction Reports and Analysis Centre

Tomar en consideración a las criptomonedas para la formulación de estas leyes en contra del financiamiento terrorista convertiría a Australia en el primer país en regular las monedas digitales desde esta perspectiva.

Ministro de Justicia se pronuncia sobre la decisión

El ministro de Justicia, Michael Keenan, espera mejorar las leyes vigentes, luego de que haber tomado en cuenta a las criptomonedas como objeto financiero a regular urgentemente.

El reporte recomienda el fortalecimiento del ya robusto marco legal para responder a nuevas y emergentes amenazas. El gobierno australiano está comprometido en facilitar el crecimiento e innovación del sector, pero su desarrollo también incluye una apropiada regulación anti-lavado de dinero y anti-terrorismo.

Michael Keenan

Ministro de Justicia, Gobierno de Australia

“La AUSTRAC, ha conformado un nuevo equipo de profesionales cibernéticos para identificar el financiamiento online de actividades terroristas, fraude y lavado de dinero”, se señala en el documento publicado por Keenan y dirigido a los medios de comunicación, donde detalla el nuevo rumbo que tomarán las leyes australianas de la mano de la agencia.

Esta semana, la Austrac estará celebrando una reunión para discutir temas financieros con Indonesia en la ciudad de Bali. Allí se espera la presentación del ministro de justicia para que informe sobre el compromiso de Australia en políticas anti-lavado de dinero y terrorismo, así como también sobre los esfuerzos realizados para regular a las criptomonedas.

A pesar de su legítima preocupación, y la válida consideración del terrorismo como potencial amenaza para la seguridad nacional, las autoridades australianas parecieran estar pasando por alto el reciente estudio que señala que el ecosistema financiero Bitcoin se mueve en su gran mayoría gracias a transacciones totalmente legales.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1H3fMDrUpZ73Bt1Fenobb8aQUHaUg43s2L
DAR PROPINA