El crecimiento del ecosistema económico de Bitcoin y la fuerte inversión que está obteniendo la tecnología blockchain en el sector privado, puede derivar en que los Bancos Centrales de diversos países se enfrenten a nuevos problemas a futuro, no solo por estas innovadoras tecnologías, sino también por el deficiente accionar con el que vienen trabajando las instituciones financieras tradicionales.

Tal como afirmó el exitoso inversor de bonos Bill Gross, los bancos se están comportando como casinos donde cada vez que pierden dinero doblan la apuesta imprimiendo dinero para así intentar recuperarse. Esto, de acuerdo a Gross, ha logrado que parte de los negocios en torno a la actividad financiera y a la economía en general, experimenten reducciones significativas en sus ganancias o inclusive el cierre de operaciones.

Nuestros mercados financieros se han convertido en un casino de Las Vegas/Macao/Monte Carlo, apostando que un suministro ilimitado de crédito generado por los bancos centrales puede reactivar con éxito las economías globales y revigorizar el crecimiento del PIB nominal a más bajas pero aceptables normas en el mundo altamente apalancado de hoy.

Bill Gross

Co-Fundador, PIMCO

El portal financiero Bloomberg resalta que las políticas ejecutadas por el Banco Central Europeo, la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco de Japón han venido ahogando progresivamente las economías globales con la generación descontrolada de dinero y el uso de altas tasas de apalancamiento en los mercados financieros. Aspectos que según Ross han hecho que los inversores pierdan fe en el sistema y busquen alternativas a éste.

Precisamente es allí donde el uso de Bitcoin y las plataformas blockchain privadas están tomando protagonismo cada vez más dentro de los inversores y accionistas.

Bitcoin y los acuerdos registrados en blockchains privadas entre un pequeño conjunto de bancos globales, son sólo algunos ejemplos de intentos de estabilizar el valor de sus activos actuales en términos de poder adquisitivo futuro […] El oro sería otro ejemplo – reliquia histórica que es. En cualquier caso, el sistema actual está empezando a ser cuestionado.

Bill Gross

Co-Fundador, PIMCO

Gross resalta que la estabilidad y tendencia alcista que está experimentando Bitcoin, así como la confianza que cada vez genera el empleo de la tecnología blockchain, son detalles que los inversores están considerando a la hora de probar nuevos mercados financieros y ecosistemas económicos que representen un nicho sólido al menos a mediano plazo para el resguardo y cultivo de sus capitales.

Además, estas miradas hacia el espacio de las criptomonedas y la tecnología de la cadena de bloques están siendo apoyadas por organismos gubernamentales en varias partes del mundo, otro factor importante que atrae a los inversores hacia el Bitcoin y las negociaciones realizadas empleando la tecnología blockchain. Recientemente el Congreso de Estados Unidos anunció la creación de un comité blockchain que abogará por leyes que impulsen el desarrollo de esta tecnología en todo el territorio.

Debido a la experiencia y el peso de Gross en el mercado de valores, sus palabras deben ser tomadas como una referencia fiel, cuando menos, de que este fenómeno se hace cada vez más llamativo dentro del sistema financiero tradicional. Aunque la migración a Bitcoin y blockchain recién empieza, es una nueva señal de que el futuro de las finanzas y la economía se mueve cada vez más rápido hacia estas nuevas tecnologías.