En los últimos días ha reinado un silencio aturdidor en el ecosistema bitcoin respecto a la escalabilidad. Un problema que pide a gritos una solución de repente ha quedado suspendido del debate, como flotando en una cámara de gravedad cero, arrastrado por un vacío de discusión. Ante el letargo en el debate, vuela la pregunta, ¿qué están haciendo los desarrolladores mientras los bloques se llenan?

Véase desde donde se vea, utilícese la herramientas que se utilice, los bloques están casi llenos. Están casi llenos en Kaiko, donde se observa un porcentaje de saturación de un 98% gran parte del tiempo; están llenos en Blocktrail, donde la mayoría de los bloques minados poseen un tamaño de 998kb; están llenos en Blockchain.info, donde los pesados bloques ya casi alcanzan 1 MB; los bloques de la Blockchain de Bitcoin están llenos y ya nadie puede negarlo, no hay excusas de supuestas campañas malintencionadas que valgan.

Mercado de comisiones

Precisamente Peter Smith, CEO de Blockchain, publicó el día de ayer un artículo en Medium que ha sido ampliamente difundido en la comunidad bitcoin. El artículo discurre sobre el mercado de comisiones que se está formando en Bitcoin.

Smith distingue dos posiciones antagónicas ante este fenómeno: la posición de aquellos que piensan que, dado que en algún momento puede ser necesario crear un mercado de comisiones este debería ser creado de una vez (posición asumida por Core); o la de otros que piensan que todavía se está en un estadio prematuro para tal implementación, corriéndose el riesgo de que las tasas puedan limitar el crecimiento del ecosistema. En esta segunda postura se sitúa Smith para luego explicarnos porqué.

Dice que este mercado de tasas, o lo que llama insuficiente espacio artificial de bloques, podría hacer los ataques sostenidos de spam mucho más sencillos, pues al estar los bloques casi llenos, terminar de llenarlos no es tarea difícil ni costosa. Comenta que en la medida en que la red se congestione, mayor será el número de compañías que buscará pagar una comisión extra para priorizar su transacción y garantizar la inmediatez de su certificación. Mientras más personas paguen estas tasas, será difícil predecir el precio que tendrán las comisiones para alcanzar una verdadera priorización.

Además, indica que la creación de este mercado sería sumamente dañina para la apertura de la red, pues a pesar de que no será fácil para las grandes compañías lidiar con este fenómeno, el verdadero peso caerá sobre los hombres de las pequeñas startups. Esto aumentará en gran medida la barrera para que nuevos negocios se sumen al mercado, excluyendo a aquellos que no tenga la suficiente capacidad monetaria.

Se ha llegado a proponer lo que se conoce como ‘tasas dinámicas’. Sin embargo, Smith establece que las tasas dinámicas solo ven en retrospectiva, lo cual es una forma muy débil de predecir las tasas futuras. Establece que, a pesar de que es posible mejorar la predicción de las tasas, la data necesaria para hacerlo se encuentra concentrada en pocas compañías y no está disponible públicamente en la red.

Como asevera Smith, el prospecto de un Bitcoin menos abierto, menos innovador y más centralizado, es preocupante.

Core VS. Classic

Así las cosas, los problemas parecen varios y las propuestas de soluciones no se discuten. Hace ya una semana, BitPay publicó su propuesta para la escalabilidad que plantea un sistema en el que el límite de los bloques sea dinámico. No obstante, ante la propuesta solo ha habido silencio.

La propuesta de BitPay nace como una tercera vía entre las propuestas planteadas por Bitcoin Core y Bitcoin Classic, quienes han sido desde hace meses los protagonistas del debate. Ambos protocolos se hallan cabeza a cabeza cuando se comparan los nodos de la última versión de ambos (0.12), con Classic estando levemente por encima con 1.961 nodos con respecto a los 1.889 nodos de Core. Con todo, Core mantiene un 93.6% del porcentaje total de los últimos 1000 bloques minados.

A pesar de su leve ventaja en cuanto a apoyo de la red, los desarrolladores de Bitcoin Classic llevan días desaparecidos del debate, pese a la premura de aplicar una solución a la escalabilidad. Por su parte, Peter Wuille de Core publicó el día de hoy una nueva red de prueba para SegWit que incluye activación vía BIP9, así como apoyo a BIP68, BIP112, BIP 113 y agrega la característica de desarrollo y colaboración de la app de Lightning Network.

Según la hoja de ruta establecida por Core, Segregated Witness debería ser implementado en este ya casi presente mes de abril, por lo que se presume que esta red de prueba será la última antes del lanzamiento oficial.

Ante este escenario y el silencio de Classic, pareciera ser que la hoja de ruta de Core resultará implementada antes que la de Classic. Con la aplicación de SegWit, al menos la red tendrá un respiro de la saturación que experimenta en la actualidad.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 12QLzthbYPmA8H19M4wPL1jfGDAp6zP7zu
DAR PROPINA