El bitcoin está encaminado como una forma de pago genérica. Usuarios de todo el mundo participaron en una encuesta difundida por la Bitcoin Foundation, donde demostraron una afinidad mayor hacia el bitcoin por su uso comercial, dejando de lado la inversión o sacar provecho desde un punto de vista técnico (software, hardware).

El Director Ejecutivo de Bitcoin Foundation, Llew Claasen, reconoce que este tópico requiere una mayor difusión, dado que es necesario proveer a los usuarios con nuevas opciones en servicios de carácter comercial, como transacciones internacionales, micro-pagos, cobertura de moneda fiduciaria y pagos peer-to-peer.

La encuesta reveló que el BTC es percibido como una divisa más en un 60% de los casos, y además su uso en actividades comerciales es el beneficio que requiere mayor atención por parte de la fundación, según los encuestados. Esta opción prevaleció por encima de la financiación de programas de entrenamiento, conferencias, afiliaciones de negocios, patrocinios corporativos y otros servicios de la entidad.

Asimismo, Claasen aclaró que el interés de la fundación es crear un plan operativo para dirigir los recursos proporcionados por sus miembros a los objetivos de interés de los usuarios.

Está claro para mí que la fundación debe enfocarse en programas de apoyo del Bitcoin como medio de inversión y forma de pago durante el período 2016-2017. La gente está buscando otras opciones en áreas clave (…) y necesitan saber más sobre el Bitcoin en este contexto.

Llew Claasen

Director Ejecutivo, Bitcoin Foundation

La recolección de datos se realizó por correo, Twitter, Facebook, Reddit, vía telefónica e incluso por conversaciones presenciales de parte del equipo de la fundación con miembros activos de la comunidad Bitcoin. El mayor rating de usuarios se concentró en Europa, seguido por Estados Unidos y Canadá.

En el caso de Sudamérica, Centroamérica y África las preferencias mantuvieron el interés principal de beneficios comerciales de la criptomoneda, mientras que en Asia la alta inclinación por los aspectos de innovación técnicos estuvo a la par de los usuarios europeos, casi superando en importancia a la actividad comercial.

La entidad empezará a generar un plan de reajuste de financiamiento conforme a los resultados obtenidos, para  operar en el plazo de un año. “No nos encontramos bajo la ilusión de que vamos a afectar directamente el protocolo de orientación de productos en este plan hasta finales de 2017”, aclaró Claasen, “Tenemos el apoyo de la comunidad para involucrarnos en temas clave actualmente desatendidos”.

De esta forma, a partir de aquí el futuro del Bitcoin parece estar a la expectativa de las posibilidades.

 

Imagen Destacada: Bitcoin.org.