El día jueves 2 de junio dos desarrolladores australianos presentaron una novedosa plataforma que permitirá a clientes tener una experiencia tangible a través de la compra de bitcoins por dinero en efectivo en cualquier kiosco de Australia.

La propuesta incluye a más de 1.200 kioscos en el país, los cuales dispondrán de un iPad que tendrá una aplicación destinada a la compra de bitcoins provenientes de distintas fuentes; las transacciones realizadas a través de este sistema generarán una comisión del 4% destinada a los vendedores de periódicos.

Rupert Hackett, gerente general en bitcoin.com.au y, Kain Warwick, director de Blueshyft -plataforma de negocio digital para la venta física al detal- son los autores de una propuesta que dará acceso al público a la compra de bitcoins por efectivo dentro de un mercado paralelo no organizado.

De acuerdo a Rupert Hackett, la implementación de este proyecto tiene la finalidad de darle una sensación más “tangible” a la experiencia bitcoin de los ciudadanos y a su vez combatir la mala reputación acerca de las transacciones realizadas con criptomonedas, así como promover confianza en su uso.

“Es tecnológico, y hace de nuestro negocio algo interesante, hay muchas personas que lo usan y esperamos la llegada de un tráfico elevado de clientes”, compartió Manoj Shah, dueño del kiosco de la parada de autobuses de Kingsford.

Rupert Hackett y Kain Warwick

Rupert Hackett (izquierda) y Kain Warwick

Según Kain Warwick, la plataforma pondrá a la disposición de los usuarios transacciones electrónicas tales como: pagos y depósitos en efectivo, validaciones de Gift cards, membresías y suscripciones al instante en tiendas físicas.

La expectativa manejada en este nuevo proyecto es de cerca de 15 millones de intercambios en el primer año, con un promedio de 150$ a 200$ por cada transacción.

La transacción mínima impuesta será de 50$, pero Hackett afirmó que sus intenciones apuntan a flexibilizar las transacciones hasta poder reducirlo a 1$ por cada transacción.

El gobierno australiano se encuentra dentro de los gobiernos con más alta disposición ante la llegada de criptomonedas, manteniendo una postura positiva frente el uso de las mismas y situando Australia uno de los países más flexibles respecto a regulaciones graduales del uso de criptodivisas; además de abordar el problema referente a la doble imposición ante bienes y servicios.

Imagen destacada: AFR