La Universidad de Stanford estará celebrando muy pronto el evento “Blockchain Protocol Analysis and Security Engineering 2017”, donde se discutirán los diferentes riesgos y ventajas que ofrece la tecnología. La conferencia se celebrará el 26 y 27 de enero de 2017.

Los temas a discutir en la conferencia girarán en torno a la seguridad informática aplicada a la criptografía de los sistemas descentralizados, la naturaleza de los posibles problemas que se presentarían en un ecosistema blockchain, la educación sobre la tecnología y cuáles son las implicaciones de seguridad al crear interacción con otros tipos de tecnología, como el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial.

La Universidad ha abierto un período de aplicaciones para realizar ponencias durante el evento, y serán recibidas entre el 31 de octubre y el 30 de noviembre, y durante el mismo período evaluadas por el jurado asignado.

El jurado está conformado por integrantes de la Stanford Cyber Initiative, encabezados por su directora Allison Berke. Además se une Peter Todd, uno de los desarrolladores integrantes de Bitcoin Core y Emin Gün Sirer, profesor de la Cornell University. Este grupo de profesionales supervisará y aprobará el material suscrito por los diferentes potenciales participantes que desean exponer sus consideraciones en el evento.

Las aplicaciones deben ser técnicas en su naturaleza, pero se apreciará la inclusión de consideraciones de carácter legal, político e implicaciones éticas de los resultados.

Stanford University

En el comunicado de Stanford se indica que todas las aplicaciones deben ser suscritas en idioma inglés, en formato PDF y sin colocar de ninguna forma los nombres o afiliaciones de los autores para evitar viciar el veredicto del jurado.

Que una institución universitaria realice un evento sobre la tecnología es algo que podría abrir las puertas de la academia al estudio, investigación y desarrollo de aplicaciones y proyectos viables en los sistemas distribuidos, algo de lo que podría beneficiarse tanto el usuario doméstico como las grandes entidades financieras y bancarias.

Los desarrolladores evalúan constantemente los riesgos y amenazas que sufren las redes distribuidas y las criptomonedas, además, por su carácter descentralizado y consensual, sus propios usuarios pueden hacer observaciones y sugerencias sobre el sistema en el que trabajan. Sin embargo, en el caso de los bancos y las demás instituciones financieras, suele ser un equipo de desarrolladores de carácter centralizado el que toma las decisiones, por lo que en diferentes empresas y conglomerados de importancia se han suscitado robos y grandes ataques informáticos.

En el caso de Ethereum, el ataque a la DAO le dió un duro golpe a la confianza del usuario en la criptomoneda y el valor de la misma, y aunque ya se tomaron decisiones para restituir los fondos de los usuarios, los miedos aún prevalecen.

 

Imagen destacada: Zazzle.