El creciente interés de los organismos políticos y legislativos europeos en la tecnología de Bitcoin y las criptomonedas se manifiesta una vez más con la celebración de un nuevo evento sobre el tema.

La Tercera Conferencia sobre Monedas Virtuales se celebró el pasado 14 y 15 de julio en la sede de Europol en La Haya, Países Bajos. Organizado por el Europol European Cybercrime Center (EC3), allí se reunieron cerca de 90 especialistas en el tema provenientes de diferentes partes del mundo, aunque en su mayoría de los estados miembros de la Unión Europea. Sin embargo también hicieron acto de presencia diversos representantes de agencias de seguridad estadounidenses, la División contra Delitos Informáticos de la Policía de Suiza y la Real Policía Montada de Canadá, como autoridades en el cumplimiento de la ley.

Cabe destacar que hubo cierto equilibrio entre las orientaciones ideológicas, si se puede llamar así, de los participantes; pues también se incluyó a diversas organizaciones empresariales y otras sin fines de lucro que se especializan en el área de las criptomonedas y en el fomento del uso ético y legal de las mismas.

El principal atractivo y objetivo de la conferencia es que busca optimizar la lucha contra la utilización de las criptomonedas para actividades criminales y lavado de dinero, uno de los puntos que los detractores suelen criticar y que representan la mayor preocupación para los entes reguladores. En el evento las autoridades policiales y de investigación en conjunto con el sector privado compartieron conocimientos sobre las tendencias, métodos y técnicas utilizadas por los criminales y terroristas para lavar dinero o financiar actividades ilegales utilizando bitcoins u otras criptomonedas.

En la intención de compartir conocimientos, surgen las más novedosas aplicaciones de la tecnología blockchain para la investigación de casos criminales. Se discutió sobre las mejores prácticas e incluso se ofreció crear alianzas entre las autoridades y el sector privado para prevenir y luchar contra el lavado de dinero, así como también ingeniar métodos para recuperar dinero.

Olivier Burgersdijk, quien es Director de Estrategia del evento resaltó la importancia de estas conferencias para generar confianza entre las autoridades legales:

En los últimos años hemos construido, en parte gracias a estas conferencias, una comunidad de investigadores, fiscales y agentes del sector privado que se unen para prevenir y combatir de diversas formas el uso indebido de las criptomonedas.

Olivier Burgersdijk

A su vez, el representante en Bruselas de la empresa DHS Homeland Security Investigations, Erik Barnett, confirmó las palabras de Burgersdijk:

Indiferentemente de que el bitcoin y otras criptomonedas sean vistas como amenazas para la seguridad y la justicia, rastrear las transacciones hoy en día sirve para investigar crímenes y perseguir a sus perpetradores.

Erik Barnett

Este evento resulta ser de suma importancia al unir a los dos sectores que se encuentran en aparente conflicto con respecto a las criptomonedas para que trabajen en alcanzar soluciones. Se espera que en los próximos años sigan repitiéndose ediciones de este congreso.

Europol detrás de los cibercriminales

El pasado mes de enero se informó que la Europol se encontraba detrás de un grupo de hackers que se hace llamar DD4BC, por sus siglas Distributed Denial of Service for Bitcoin.

Durante la llamada operación “Pleiades”, uno de sus integrantes fue arrestado junto con otro sospechoso, en coordinación con unidades de Australia, Francia, Japón, Rumania, Estados Unidos y la mismísima Interpol. Sobre este tipo de ataques señalaron:

Los ataques DDoS (negación de servicio) son una amenaza seria para la Unión Europea. Este tipo de extorsión se ha convertido en una empresa criminal bien establecida y afecta a miles de víctimas en todo el mundo. Se cree que el número de ataques es mucho mayor al reportado. El no denunciar estos ataques complica los esfuerzos de las agencias de seguridad para perseguir a estos delincuentes cibernéticos.

Europol

El grupo delictivo realizaba este tipo de ataques a computadoras privadas domésticas y exigían una suma de bitcoins para detenerlo. Sin embargo, también atacaron plataformas de apuestas en línea, bancos y empresas de servicios financieros, compañías importantes y hasta celebridades del mundo del entretenimiento.

Tomando en cuenta este antecedente no es de extrañarse que las autoridades sumen esfuerzos por detenerlos y alcanzar un marco legal y de acuerdos para regular el uso de las criptomonedas.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1H3fMDrUpZ73Bt1Fenobb8aQUHaUg43s2L
DAR PROPINA