Vontobel es el primer banco suizo que ha introducido un producto que permite la participación e inversión abierta en el comportamiento de Bitcoin respecto el dólar estadounidense. En otras palabras, este banco ha conseguido ofrecer la posibilidad de invertir indirectamente en Bitcoin a través de la Bolsa de Valores, para aquellos quienes puedan hacerlo en Suiza a partir del 15 de julio.

El Voncert (Vontobel certificate) se trata de un clásico Tracker (SSPA: 1300) o “certificado de seguimiento”, que permitirá a los inversores un acceso fácil a la inversión en Bitcoin. Así es como existirá la oportunidad de participar en el desarrollo del precio de esta criptomoneda en dólares estadounidenses. El certificado tendrá una vigencia de dos años, para el cual se establece como primer día de cotización el 15 de julio de 2016 y el 16 de julio de 2018 como día final. En este período los inversores podrán comerciar estos certificados en el mercado secundario.

Con el nuevo certificado, los inversores tienen por primera vez la capacidad para invertir en Bitcoin a través de la bolsa suiza, de forma fácil y transparente.

Roger Studer

Jefe de Inversión de Banca, Vontobel

Sin embargo, debido a la volatilidad de los precios del bitcoin, el precio de los certificados también podrá fluctuar de forma similar; además de los acuerdos logrados en las negociaciones de compraventa (a pesar de que el valor del certificado sea igual al del bitcoin). Los certificados tendrían entonces una relación 1 a 1 con respecto al precio del bitcoin, lo que implicaría la posibilidad de comprar bitcoins directamente, sin realmente tenerlos.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de comprar los Voncert?

Tal como especifica el documento de los certificados de seguimiento SSPA en Suiza (Code: 1300) pueden ofrecer participación sobre algunos de los activos subyacentes y protección de capital bajo previo acuerdo, solo si algunas condiciones predefinidas se cumplen (página 41).

En cuestión de beneficios, los costos de transacción posiblemente sean menores a los de invertir directamente con bitcoins, dado que el uso de la criptomoneda implica comprar y vender a través de casas de cambio que, por supuesto, cobran comisiones.

Si evaluamos en cambio los riesgos, bajo ciertas condiciones es probable que no exista protección por pérdida de capital por el comportamiento propio de la criptomoneda. Sin embargo, los inversores contarán en cierta forma con la confianza de un banco estable y reconocido que ampare estas transacciones.

En materia de Bitcoin pocas leyes están establecidas y no es objetivo lo que se puede saber respecto a su futuro. Una vez que los Voncert estén disponibles al público, se podrá evaluar las condiciones precisas a través de las cuales se manejarán estas transacciones.

Es importante destacar que esta apuesta de Suiza por Bitcoin no es una sorpresa. Recordemos que hace un año, en junio de 2015, la Asociación Suiza del Bitcoin reportó que el Bitcoin estaría exento de IVA porque “se trataba de una moneda que no constituía en sí la entrega de bienes o servicios”. Además desde hace unos meses en Zug (ciudad de Suiza) los residentes ya pueden cancelar varios de sus servicios públicos en criptomonedas, añadiendo mayor fama al ya denominado Crypto Valley Zug.