La Oficina de Patentes y Marcas Comerciales de Estados Unidos (USPTO) ha estado publicando interesantes documentos de algunas compañías que aspiran a desarrollar o utilizar la tecnología blockchain con distintos fines. En esta ocasión, MasterCard, el gigante de las tarjetas bancarias, ha realizado 4 aplicaciones ante el organismo.

Las aplicaciones archivadas fueron publicadas el pasado 24 de noviembre y consisten en una plataforma de pagos y transacciones basadas en la tecnología del libro mayor distribuido.

Según puede deducirse de estas patentes, MasterCard se encuentra inmersa en la labor de descubrir cómo las monedas digitales basadas en la tecnología blockchain pueden funcionar e integrarse en la plataforma actual, implementando un sistema de transacciones en la blockchain que beneficie enormemente a los pagos digitales. Mastercard alega que existe una parte importante de usuarios que utilizan criptomonedas pues valoran enormemente el anonimato y la seguridad, pues estas características protegen contra el robo de información.

El uso de las redes tradicionales de pagos y los sistemas de tecnologías de pago en combinación con las monedas de la blockchain, podría ofrecer a comerciantes y consumidores los beneficios de la descentralización, mientras se mantiene la seguridad de la información de la cuenta y se provee una fuerte protección contra el fraude y el robo.

Mastercard

A finales del mes de Octubre, MasterCard presentó una serie de APIs que pueden  ejecutarse en la blockchain de la compañía, que actualmente se encuentra en desarrollo, lo que permitirá la emisión de contratos inteligentes, gestionar la participación en la red, administrar nodos, entre otras posibilidades. El año pasado, rechazaron a Bitcoin como método de pago viable luego de que Visa lo aprobara, pero posteriormente se conoció que a través del Digital Currency Group, Mastercard realizó importantes inversiones en este ecosistema.

Aún persisten las dudas sobre si los sistemas financieros modernos podrán adaptarse totalmente a la tecnología blockchain e implementarla en sus servicios, pero el esfuerzo de grandes y pequeñas compañías está apuntando inicialmente a estudiar los casos de uso y realizar pruebas de concepto, de modo que es cuestión de tiempo para que se tomen grandes decisiones. Sin embargo, todo apunta a que es inevitable que tarde o temprano la tecnología se implemente masivamente, cambiando así muchos paradigmas económicos e incluso políticos en nuestras sociedades.

Durante los últimos meses se han emitido diferentes patentes que han mostrado cómo gran cantidad de compañías tienen fuertes intereses en implementar la blockchain para sus fines. Tanto startups como grandes empresas han realizado aplicaciones ante el registro legal, siendo algunas de las más recientes la de 21 Inc, que patentó un dispositivo de minería especializado en el protoclo Bitcoin; o Nasdaq, que aplicó para patentar un sistema conectado a la blockchain para registrar transacciones con activos. De igual manera AT&T, que su caso quiere utilizar la blockchain para proteger los datos de los clientes suscritos a sus servicios.