Hace seis meses, 15 bancos japoneses decidieron unirse para crear una plataforma de pagos internacionales con el apoyo de Ripple Labs llamado “Consortium for Considering Using Blockchain Technology to Centrally Provide Domestic and Foreign Exchange Services” (Consorcio para considerar el uso tecnología blockchain para proveer servicios centralizados domésticos y de cambio de divisas). Un proyecto que estimaba la participación de 30 entidades bancarias para marzo de 2017, y que el pasado 22 de diciembre anunciaba la participación del banco número 43. En esta oportunidad se trata del banco Fukui Bank.

Hay que recordar que esta iniciativa de una parte sustancial del sector bancario de Japón fue captada por SBI Ripple Asia, una asociación que comenzó en enero de este año entre SBI Holdings, la compañía dedicada a los servicios financieros desde 1999, y Ripple, una startup de pagos que trabaja con una plataforma de tecnología descentralizada, quienes se aliaron para crear un sistema de pagos transfronterizos blockchain.

Este grupo de bancos, entre los que destaca Bank of Yokohama y SBI Sumishin Net Bank (filial de SBI Holding), han puesto su interés en investigar lo que puede ofrecer la tecnología financiera basada en contabilidad distribuida para ingresar a la tendencia de economía sin fronteras que ha suscitado el uso del comercio electrónico entre empresas de países asiáticos; el problema de la inmediatez en las remesas, que actualmente tardan días; así como también abrir la posibilidad a realizar envíos transfronterizos de pequeñas cantidades.

El consorcio plantea construir una infraestructura de remesas transfronterizas en tiempo real, utilizando la tecnología de la contabilidad distribuida para unificar el sistema de cambio de divisas y el de la moneda nacional. La inmediatez es uno de los más grandes atractivos de la tecnología blockchain, junto a la seguridad y la reducción de costos que proporciona el uso de una plataforma de contabilidad distribuida.

Para ello, estableció un grupo de discusión sobre los detalles técnicos y operacionales necesarios para comenzar a trabajar con intercambios transfronterizo de divisas en Japón, el cual se encuentra operando desde octubre. Se espera la pronta publicación de los resultados encontrados, pues según el comunicado pronostican terminar las pruebas en el primer trimestre de 2017.

La implementación masiva de la tecnología blockchain en Japón parece acercarse en los próximos años, pues se han anunciado grandes consorcios e iniciativas correspondientes al área financiera que aspiran desarrollar el ambiente propicio para que la contabilidad distribuida sea la nueva plataforma económica por excelencia.