El Banco de Canadá anunció el pasado jueves que en los próximos meses revelará los resultados de su experiencia implementando una plataforma de pagos basada en la tecnología blockchain, pruebas piloto en las que, según el reporte del portal web de la agencia de noticias Reuters, participó el consorcio blockchain R3CEV.

Según declaraciones de Carolyn Wilkins, una funcionaria de alto rango del Banco Central de Canadá, el propósito exacto de la construcción de un prototipo recae en la necesidad de ver y probar “los beneficios que la contabilidad distribuida tiene para proveer, y conocer dónde puede recaer los riesgos” de su uso.

El reporte precisa que las pruebas experimentales realizadas por el Banco Central de Canadá fueron hechas con una “moneda digital de gran escala”, información que en cierta forma permite vislumbrar a qué nivel está interesada esta entidad financiera en conocer de primera mano los beneficios y el funcionamiento de la tecnología blockchain y de las criptomonedas en sí mismas. Además obedece a lo anunciado el pasado mes de junio cuando el Banco de Canadá dio a conocer la noticia de que se encontraba trabajando junto a otros bancos comerciales en la construcción de un sistema experimental de pagos interbancarios.

Asimismo, Wilkins comentó en una conferencia esta semana, la Ontano Securities Commision, que las pruebas “han sido un muy útil ejercicio” y confirmó que “serán publicados los resultados en algún momento de los próximos meses”. Esto ocurrió al mismo tiempo que reveló que el consorcio blockchain R3CEV y Payments Canada, la compañía operadora de compensaciones y liquidaciones de divisas, estuvieron involucrados en las pruebas piloto.

La representante de la entidad bancaria canadiense no dejó con intrigas a sus oyentes al respecto a los resultados de las pruebas, pues se permitió adelantar que el Banco de Canadá “vio en Bitcoin y otras (criptomonedas) más que una moneda en sí misma, un producto”. Pero no sin antes aclarar que las monedas digitales siguen siendo de interés general para el banco, pues “representan la posibilidad a futuro, en el caso de un cambio de escenario, de modificar la capacidad de los bancos centrales” de controlar las tasas de interés.

Es relevante recordar que en el comunicado emitido en junio de este año, el Banco de Canadá confirmó estar trabajando en una moneda digital llamada CAD-coin en colaboración con R3CEV y otros de los principales bancos del país norteamericano.

Los CAD-Coin se generarán cuando los participantes del banco central, es decir, otros bancos, garanticen tener dinero en efectivo en una cuenta del Banco Central, dinero que posteriormente será convertido a su equivalente en CAD-Coin y podrá ser utilizado para realizar transacciones en la plataforma blockchain que respalda a la criptomoneda.

Dicha plataforma también estará controlada por el Banco de Canadá, permitiendo a esta autoridad financiera destruir las criptomonedas una vez sean devueltos los fondos a efectivo.

Por el momento, solo queda esperar la publicación del reporte  para constatar qué ha sucedido con las CAD-Coin y qué resultados obtuvo este importante banco, entusiasta de la tecnología, en sus pruebas con monedas digitales y contabilidad distribuida.