El white paper de Satoshi Nakamoto publicado en el 2008, que describe los elementos esenciales de la Blockchain de Bitcoin, fue nada menos que un avance de una década en la informática presentado en un único trabajo. El libro mayor distribuido de Nakamoto, que por primera vez permite una verificación de las transacciones económicas entre usuarios no afiliados, sin que un tercero de confianza funcione como cámara de compensación, es un importante logro tecnológico que se cree que era imposible de realizar por muchos expertos en esos momentos.

El concepto subyacente de mantener una base de datos abierta a través del consenso fue recogido por algunas de las personas más brillantes y más comprometidas en la industria, con una meta verdaderamente alucinante: utilizar los principios de Satoshi Nakamoto para transformar la propia Internet en un mundo de código abierto y público que se compone de millones de dispositivos personales interconectados y al que cualquiera puede acceder y utilizar. Tal mundo de computadores no sólo hacer que Internet sea prácticamente intocable y resistente a la censura, también nivela el campo de juego al permitir que los comunes puedan competir contra los “Leviatanes” altamente centralizados de la industria de la tecnología contemporánea.

Synereo fue fundada en momentos en que estos intentos estaban todavía en su infancia (aunque sea una infancia muy impresionante). Proyectos como Ethereum dieron sus primeros pasos, los cuales fueron lo suficientemente prometedores para ser considerada como la futura infraestructura de la red social descentralizada de Synereo.

Sin embargo, con el paso del tiempo pronto se hizo evidente que las necesidades de Synereo superaban lo que la industria tenía que ofrecer. Las blockchains contemporáneas siguen siendo lentas, derrochadoras e imposibles de escalar; lo cual no es suficiente como para ser la tecnología base de una red social que tiene la intención de perturbar los operadores tradicionales como Facebook o Twitter.

Frente a esta realidad, el equipo de Synereo ha desarrollado su propia infraestructura, capaz de satisfacer las necesidades de las capas sociales de Synereo y de servir como soporte para trabajar por los objetivos que se propuso el equipo de desarrolladores en su misión. El resultado será el primer prototipo del mundo de computadoras mencionado anteriormente. Una máquina virtual, capaz de ejecutar aplicaciones descentralizadas (Dapps) para uso masivo a una velocidad de vértigo, y almacenar datos sin la necesidad de granjas de servidores centralizados o puntos de control. Todos los recursos son proporcionados por los usuarios que utilizan la red, y son los únicos que mandan.

RChain o Blockchain 2.0

Todas las plataformas blockchain promedio comparten una falla fundamental: para que la Blockchain para mantenerse fiable y coherente, todo su historial tiene que ser replicado en todos los dispositivos que mantienen la misma. La blockchain de Bitcoin por ejemplo, que registra cada una de las transacciones de bitcoins alguna vez realizas y que pesa aproximadamente 80 Gigabytes, se replica en el almacenamiento local de cada minero que mantiene la red, y hay decenas de miles de ellos. Esto no es sólo increíblemente derrochador e insostenible, sino que también hace más complicado el uso del sistema; lo cual suena completamente ridículo.

Este estado de cosas es también cierto para blockchains turing completas como las de Ethereum o Lisk, donde cada nodo (dispositivo de funcionamiento de la red) tiene que procesar todos y cada una de las acciones realizadas en todo el sistema. Imagínese que usted tendría que descargar y validar la totalidad de Internet, cada vez que desea comprobar su correo. No suena muy prometedor.

Con el fin de hacer frente a esta realidad, Synereo ha desarrollado la primera blockchain concurrente y fragmentada del mundo llamada RChain. “Fragmentada” se refiere a la subdivisión de la Blockchain en partes componibles, que se entrelazan para un conjunto unificado, pero que no necesitan ser computadas a la vez. Concurrente significa que esta subdivisión permite procesos diferentes para funcionar en paralelo sin interferir entre sí.

Como resultado de esta arquitectura, no todos los nodos de la red tiene que ver y validar todo el estado de la blockchain, lo que significa que el trabajo de construcción de la plataforma puede proceder a tasas mucho más rápidas, ya que se está haciendo en paralelo. En lugar de ordenar el almacenamiento de toda la red en cualquier momento dado en cualquier dispositivo dado, cada nodo sólo tiene un único fragmento, adecuado para sus necesidades específicas. Esto divide el trabajo de modo que diferentes nodos pueden centrarse en diferentes conjuntos de problemas al mismo tiempo.

Tal sistema es realmente escalable, ya que su crecimiento ofrece cada vez más recursos en lugar de conducirlo hacia su segura sobre-saturación. También se conservan recursos valiosos como el almacenamiento, la energía y la potencia de cálculo, en lugar de perderlos en la replicación redundante. Por no hablar de la generación de grandes cantidades de calor en un planeta que se calienta cada vez más.

La puesta en marcha completa de RChain se estima para el último trimestre del 2017.

Prueba de participación (Proof of Stake)

Cada blockchain tiene un protocolo de consenso que asegura que los nodos que la mantienen no tienen la oportunidad de corromperla o explotarla. Todos los nodos comparan sus resultados, por así decirlo, y aseguran de que sólo las entradas en las que todo el mundo está de acuerdo se registran en la blockchain. Hay varias maneras de hacer eso, el método clásico de Bitcoin se llama Prueba de Trabajo (PoW) y hace que los ataques sean muy costosas al obligar a todos los nodos a completar operaciones matemáticas complejas con el fin de participar en el juego.

Esto también es muy derrochador, tanto en términos de consumo de energía y tiempo. Esencialmente, millones de dispositivos realizan operaciones inútiles con el único propósito de hacer que los ataques a la red sean caros. Esto podría ser suficiente para Bitcoin, pero una red de ordenadores global necesita todos los recursos que pueda conseguir, y no puede permitirse el lujo de invertir su potencia de cálculo en complicadas operaciones superficiales.

En contraste, el protocolo de consenso de RChain se basa en la Prueba de Participación del diseño Casper de Ethereum – un modelo donde el consenso es lo más barato como sea posible para todo el mundo, a excepción de los adversarios que planean llevar cabo un ataque.

Cada nodo tiene que depositar una apuesta en un grupo central con el fin de participar en el proceso de validación. Si un nodo produce todo lo que Casper considera “inválido”, sus depósitos se perderán junto con el privilegio de participar en el proceso de consenso. El uso de depósitos de seguridad se refiere al problema de la “nada en juego”; lo que significa que el mal comportamiento no viene con una etiqueta de precio adjunta. Casper asegura que hay algo en juego, y los nodos que se unen para un mal comportamiento de una manera objetivamente verificable, perderán sus apuestas.

Sin embargo, en contraste con Casper de Ethereum, los nodos de RChain no validan bloques enteros, sino proposiciones lógicas. Una proposición es un conjunto de afirmaciones sobre la blockchain, por ejemplo: cuáles transacciones deben ser incluidas, en qué orden, cuáles transacciones no deben ser incluidas, u otras propiedades. Debido a este diseño y debido a la concurrencia habilitada por la fragmentación de la blockchain, se puede alcanzar un consenso para un gran número de operaciones a la vez.

Special K

Mientras que la blockchain registra el estado general del sistema -es decir, la validez de las transacciones y la ejecución de contratos inteligentes- no es adecuado para el almacenamiento de datos de medios de comunicación pesados como imágenes, vídeos, texto y más. Para el propósito de Synereo, Lucius Greg Meredith desarrolló un protocolo único para distribuir este tipo de información entre los nodos de Synereo, y recuperarla ante la demanda.

Special K ha estado en desarrollo activo durante más de cuatro años y constituye un enfoque innovador de la tecnología de almacenamiento distribuido. Representa una evolución de las bases de datos de clave/valor distribuidas (DHT) -como lo es la base sobre la cual se construye Synereo. Special K también proporciona un lenguaje específico de dominio monádico, proporcionando a los programadores una API unificada y familiar en la que puedan acceder a los datos distribuidos en toda la red. Los datos se distribuyen teniendo en cuenta tanto la redundancia y la sensibilidad, asegurándose de que está disponible donde se necesita, cuando se necesita y se oculta cuando no lo es.

RHOLANG: Reflective, Higher-Order process LANGuage

Rholang es la lengua nativa de la RChain de contratos inteligentes (o lenguaje de programación), comparable a ‘Solidity’ de Ethereum. En contraste, sin embargo, Rholang es un lenguaje de programación reflexivo, basado en procesos de cálculo, lo que permite la ejecución paralela de los procesos y la composición de los contratos inteligentes superiores ordenados sobre la base de los inferiores de una manera moderada y segura.

Esto concede a Rholang una ventaja evidente sobre lenguajes de contratos inteligentes tradicionales y scripts de blockchains, y lo coloca en la misma categoría con los lenguajes de programación establecidos. Java, C# y Scala, han adoptado finalmente la reflexión como una característica central. Esto es lo que permite a los programadores utilizar programas para escribir otros programas, en los que se pueden desplegar aplicaciones más complejas, y así sucesivamente. Sin esta característica el desarrollo a escala industrial, probablemente sería imposible debido a la complejidad.

Esta arquitectura también permite mejores pruebas de seguridad y simulaciones, una propiedad de suma importancia cuando se trata de aplicaciones descentralizadas de uso público. El infame hack a theDAO, por ejemplo, probablemente se podría haber evitado si el código de theDAO estuviese basado en Rholang.

Conclusión

Impulsada por la apasionada búsqueda de una red social descentralizada, justa e incensurable, Synereo desarrolló un completo conjunto de tecnologías que se puede mantener mucho más que los medios de comunicación social actuales. El lanzamiento de la plataforma Synereo plenamente desarrollada anunciará la llegada de una Internet en la que pueden existir aplicaciones sin la necesidad de servidores centralizados, lo que permite una red a prueba de censura, con libre flujo de la actividad y la información, unida solamente por su imaginación.

Imaginemos una Internet en la que usted disfruta el valor monetario total del contenido que produce, sin que sus datos puedan ser vendidos a las corporaciones, empresas y gobiernos. Imagínese una verdadera economía peer-to-peer, que permite una cooperación a gran escala entre los individuos sin que sean gravados por los gigantes de la plataforma. Todo esto es posible, y está más cerca de lo que cree.

Para mayor información sobre Synereo, por favor contacte a:

Dor Konforty, CEO de Synereo

pr@synereo.com

Descargo de responsabilidad: este artículo fue proporcionado por Synereo. CriptoNoticias no es responsable de los productos y/o servicios descritos. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1M1J9iub9ry7hYzLKAWWLduZre8TiBGXfs
DAR PROPINA