La tecnología Blockchain nos ha proporcionado herramientas sin precedentes que nos permiten alcanzar cierto grado de libertad financiera. Sin embargo, varios aspectos de la criptografía nos obligan a elegir las características que más valoramos: eficiencia, privacidad, estabilidad, velocidad, etc. Sin embargo, no tiene porqué ser así. La Plataforma Komodo ha puesto herramientas en su lugar que pueden ayudar a las criptomonedas a lograr la adopción masiva y la satisfacción del consumidor, al permitir que los usuarios se beneficien de todas las ventajas que ofrecen sin la necesidad de sacrificar lo que más les gusta de las monedas nacionales.

La Plataforma Komodo es impulsada por las monedas Komodo, un token criptográfico que permite a los usuarios proteger su identidad con pruebas de conocimiento cero, una tecnología desarrollada por primera vez por el proyecto Zcash. Para proteger la privacidad y asegurarse de que el doble gasto ni hackeos tienen lugar en la blockchain Komodo, se ha creado un proceso de autenticación conocido como Prueba de Trabajo Demorada. Este mecanismo se basa en nodos especiales que publican la historia de la blockchain Komodo en Bitcoin con el fin de autenticarla. Una vez que estas dos herramientas importantes están en su lugar (Privacidad y Seguridad), características especiales que no eran posibles antes pueden ser implementadas.

Muchos comerciantes e incluso usuarios promedio se mantienen alejados de Bitcoin y las criptomonedas en general debido a su carácter volátil. Nadie quiere vender un producto para ver sus ganancias barridas por una caída de precios que es completamente impredecible. Por lo cual, el equipo detrás de Komodo ha creado un conjunto de activos que consisten en 32 monedas fiduciarias. Estos activos de precios estables están protegidos por las mismas normas de privacidad y seguridad que poseen las monedas Komodo, por lo tanto, cualquiera puede transferir monedas nacionales de forma anónima en la blockchain. Además, también se ha establecido un intercambio completamente descentralizado para estas monedas nacionales dentro de la cartera de Komodo, conocida como Iguana.

Iguana es una multicartera que permite a los usuarios enviar, recibir e intercambiar Komodo y otras criptomonedas como Zcash. Dentro de esta cartera, los usuarios tienen acceso a todas las funciones básicas, incluyendo transacciones privadas y transparentes, y también herramientas adicionales que han sido previamente desarrolladas por el equipo de SuperNET. Estas incluyen el ya mencionado PAX (Pegged Asset Exchange) que permite el comercio descentralizado de monedas nacionales y el intercambio EasyDEX, que permite el comercio descentralizado de muchas criptomonedas sin recurrir a tokens proxy.

También es importante notar que Komodo no cree en la competencia dentro de la criptosfera y cree en cambio en una red descentralizada de criptomonedas, donde cada uno puede tener su función y propósito específicos. Komodo sitúa a Bitcoin en el centro de su sistema convirtiéndolo en una herramienta de autenticación a través de la Prueba de Trabajo Demorada. Esta misma herramienta puede ser utilizada por otros criptos para asegurar su seguridad, dándole a ellos y a Komodo un incentivo directo para contribuir a la prosperidad de Bitcoin. La multi-cartera Iguana también se puede utilizar para las criptomonedas sin una cartera de interfaz gráfica de usuario, y los intercambios descentralizados pueden eliminar el riesgo de contraparte que todos los usuarios de criptomonedas temen.

Para participar en Komodo, los usuarios pueden minarla con sus recursos computacionales o adquirir una cantidad pre-emitida de monedas a cambio de Bitcoins durante la Oferta Inicial de Monedas en curso. Para obtener más información, visite: https://komodoplatform.com

Contacto con los Medios:

Nombre: Audo Kryptowitz

Email: press@komodoplatform.com

Descargo de responsabilidad: este artículo fue proporcionado por Bitcoin PR Buzz. CriptoNoticias no es responsable de los productos y/o servicios descritos. Este comunicado de prensa es sólo para fines informativos, la información no constituye consejo de inversión o una oferta para invertir.