Ya está disponible la segunda actualización de Blockchain as a Service (Baas), la plataforma en la nube disponible en Microsoft Azure que permite a sus usuarios acceder a un entorno de desarrollo sencillo basado en la tecnología blockchain.

Esta nueva actualización se hizo posible con la integración de tres nuevas empresas que se asociaron con Microsoft para añadir nuevas herramientas a la plataforma de BaaS: Eris Industries, Factom y CoinPrism. Estas empresas se unen a las dos que se habían integrado previamente: ConsenSys y Ripple.

ConsenSys fue la primera empresa en asociarse con Microsoft para desarrollar en conjunto un entorno de desarrollo que permitiera a los usuarios crear sus propias aplicaciones basadas en la tecnología blockchain de una manera sencilla y económica empleando la plataforma de Ethereum.

Esta primera colección de herramientas ofrecidas por BaaS obtuvieron el apoyo y la aprobación de muchos clientes. Además, el proyecto logró llamar la atención de varios socios potenciales que ya han decidido asociarse con Microsoft. El primero de estos nuevos socios fue Ripple, cuya integración dio lugar a la primera actualización de BaaS.

Marley Grey, el director de estrategia de tecnología de los Servicios Financieros de Estados Unidos de Microsoft, publicó una entrada en el blog de Microsoft Azure en esa oportunidad acerca de los nuevos servicios que fueron añadidos a BaaS con la integración del protocolo Interledger, que permite conectar diferentes libros de contabilidad distribuidos realizando transferencias seguras entre ellos.

El día de ayer, apenas una semana después de esta primera actualización, fue anunciada la segunda actualización de BaaS. Esta actualización trajo un reajuste de las actividades de los socios existentes y nuevos de BaaS. Lo más relevante respecto a estos cambios es la adición de nuevas características y herramientas a la plataforma.

Eris Industries, por ejemplo, ofrece un conjunto de herramientas que permitirán a los clientes gestionar sus propias infraestructuras de datos basadas en la Blockchain. Las herramientas de Eris podrían ser de utilidad en la plataforma de BaaS para permitir a los usuarios contar con un proceso de validación instantáneo para sus contratos inteligentes.

Por su parte, CoinPrism se encuentra trabajando en el desarrollo de la OpenChain, una tecnología de código abierto que consiste en un libro mayor distribuido, ideal para las empresas que deseen administrar sus activos digitales de una manera segura y escalable. Y Factom se especializa en la simplificación de los procesos de gestión de documentos y registros de negocios.

Estas tres empresas sin duda ofrecen herramientas innovadoras con muchas posibilidades de uso para los clientes de BaaS. Además, tomando en cuenta la influencia de Microsoft en el mercado y el potencial de las empresas asociadas en el proyecto, podemos estar casi seguros de que BaaS es una iniciativa que podría impulsar la adopción y difusión de la tecnología Blockchain.