Sedante para dolores crónicos, antidepresivo, anti-inflamatorio ocular para el glaucoma… los efectos terapéuticos confirmados del cannabis para distintas condiciones médicas continúan adoptando seguidores. Pero los usuarios de la planta enfrentan un grave riesgo: falta de información con respecto a cuál variedad de la planta están consumiendo.

Ahora, encontrar la cepa correcta de cannabis entre millones para un tratamiento específico es una necesidad que se ha vuelto posible. StrainSeek es el primer inventario con información genética exclusiva de cada cepa de marihuana que será almacenada en una cadena de bloques. 

El equipo de científicos de Medicinal Genomics (MGC) es el responsable del proyecto. De acuerdo al fundador de MGC, Kevin McKernan, uno de los errores comunes en la venta y consumo de la marihuana en Estados Unidos para el trato de pacientes es la generalización de sus características, originando confusión al momento de proveer un tratamiento con efectos e intensidad específicos.

Con técnicas clínicamente validadas de nueva generación, ahora tenemos las herramientas para descifrar la orientación genética de las propiedades medicinales de las cepas de cannabis empleadas por los pacientes. Además, esta información puede ser ingresada a un libro de contabilidad distribuida para servir como base para reclamos de propiedad intelectual, marca y descubrimientos científicos en el mercado de cultivadores avanzados.

Kevin McKernan

Fundador y CEO, MGC

ADN de Cannabis en la Blockchain

Basada en el Human Genome Project, StrainSeek es una herramienta de secuencia y almacenamiento de información genética estrictamente dedicada a la identificación de cepas de cannabis. La plataforma blockchain funciona con Illumina’s Next Generation Sequency y el sistema biométrico ZiPhyr, el cual ubica las características de cada variedad única de la planta.

La base de datos es pública y provee una comparación automática de otras secuencias similares de la planta, junto con una etiqueta de la fecha en que fueron registradas. Todas las cepas certificadas por el sistema se encuentran en Kannapedia, una página web creada por MGC. A futuro se le añadirá la capacidad de ofrecer reseñas de los usuarios sobre las cepas y lugares donde estén a la venta.

Un paso adelante

Para Cassandra Maffey, Cultivadora en Jefe de la Boulder Marihuana Company, una de las doce firmas de cultivadores asociadas a MGC, el proyecto no sólo está enfocado en proveer conocimiento a los consumidores. “Hay una frustración general para los cultivadores cuando otros aseguran que el genoma de su cepa es algo y no lo es, tanto cuando lo venden en un dispensario o cuando venden clonaciones”, explica Maffey. “Este es un paso comercial revolucionario para la industria del cannabis“.

Este año, cultivadores asociados a MGC han sacado a la venta más de 100 mil unidades de marihuana con fines medicinales identificadas y certificadas con el sistema blockchain en farmacias de Colorado, uno de los 25 estados de Estados Unidos donde está permitida la venta y consumo de la planta. La compañía prevé extender la certificación de las cepas a nivel nacional e internacional para su comercialización responsable.

Con este nuevo sistema, el mercado negro de drogas -una de las causas que soportan los prejuicios contra el empleo del cannabis- podría verse desplazado en la comercialización de una de sus sustancias más populares. Si las instituciones reguladoras de fármacos adoptan esta herramienta, podría dar paso a un mercado legal en beneficio de consumidores mejor informados.