La cadena de supermercados británica Co-Operative Food Group (Co-Op) está explorando el empleo de la tecnología blockchain para verificar la autenticidad de sus productos en un proyecto piloto mediante el innovador sistema de Provenance.

El interés de Provenance reside en la transparencia no sólo de las transacciones realizadas en su plataforma, sino del origen de los bienes comerciados. Su prototipo, actualmente estudiado por Co-Op, emplea la blockchain como herramienta de rastreo seguro de certificaciones y otros tipos de información provenientes de las cadenas de suministro.

El experimento comercial llevado por la cadena de mercados Co-Op se centra en proveer seguridad con respecto al origen de los alimentos que comercian en sus 3.500 tiendas expandidas a través de todo el Reino Unido. Esto lo convierte en el primer supermercado en experimentar con este tipo de tecnología y se espera que presente los resultados de este proyecto a finales del presente año.

La plataforma funcionará brindando a todo producto físico una identificación digital que compruebe su autenticidad y su origen, creando un registro auditable de su recorrido desde el productor hasta los anaqueles.

La utilización de la tecnología blockchain es la respuesta a preocupaciones extendidas en el sector del comercio respecto a la procedencia de los productos para el consumo. Esta iniciativa ha sido ejecutada por Provenance y se centra en combatir el comercio de bienes producidos de forma ilegal por explotación humana, animal o ambiental.

Nuestro concepto es reajustar la definición del valor e intentar que las personas compren cosas de buena calidad, no sólo buen marketing.

Jessi Baker

CEO, Provenance

Los creadores de Provenance plantean como parte de las ventajas de la plataforma la prevención activa contra la venta de bienes falsos y el problema del “doble gasto” de las certificaciones, presente en los sistemas actuales. Recientemente la empresa ya ha utilizado su sistema para combatir las actividades relacionadas con la pesca ilegal en Indonesia.

Provenance trabaja con dos bases de datos: la aplicación SourceMap y OpenCorporates. El primero es un sistema de monitoreo para empresas, que sigue el rastro de sus cadenas de suministro y les permite evaluar riesgos sociales, ambientales y financieros. El segundo es una base de datos que contiene datos de más de 100 millones de empresas.

Además, SourceMap funciona trazando la ruta de miles de productos, permitiendo a los clientes tomar decisiones responsables en la elección de bienes. La empresa anunció también que pronto permitirá a los anunciantes crear códigos de barras con el sitio de la marca a la que pertenecen para proporcionar información a los consumidores.

Sin entender los impactos de nuestros bienes y servicios, compramos en sistemas que dañan recursos naturales, empeoran los problemas ambientales y sociales, y ponen en peligro tanto a los humanos como los ecosistemas. Las cadenas de suministros son convenientemente omitidas limitando a los titulares que pueden prevenir problemas ambientales, sociales y de salud.

Leonardo Bonanni

Fundador, SourceMap

La iniciativa de la cadena de supermercados de Co-Op puede significar el inicio de un nuevo estándar de consumo donde el uso de la tecnología blockchain sea una herramienta imprescindible en el proceso de recolección de datos. Todo esto diseñado para permitir a los consumidores poder verificar la procedencia de los productos y así combatir las prácticas ilegales relacionadas con la producción de alimentos que afectan las sociedades y el medio ambiente.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 15fcdijgXw3x5hhPvQb1fuYMEKMPsBFfYm
DAR PROPINA