Los pasados 3 y 4 de octubre, expertos y entusiastas de la blockchain sostuvieron un taller en Bruselas bajo el auspicio de la Unión Europea. El tema de la actividad fue la propiedad intelectual y cómo la blockchain puede contribuir a resguardarla. La actividad fue organizada por una rama de la Unión Europea de bajo perfil, que es la organización inter-continental que más pasos a dado hacia la integración y promoción de nuevas tecnologías en los últimos años.

De acuerdo al IB Times, la lista de asistentes contó con muchas de las principales figuras del mundo blockchain, desde Mark Smith, CEO de  Symbiont; pasando por John Lilic de ConsenSys; hasta llegar a Tyler Smith de FreeMyVunk y Sian Jones, consultora en regulación de finanzas digitales.

Durante el evento se trataron puntos como el rol de las nuevas tecnologías en las industrias de divulgación,  la regulación e inclusive el hackeo de la DAO y su no menos espectacular solución al problema. En este último hecho, Sian Jones señaló que si aplicaran la blockchain para el almacenamiento de registros de autoría y la comunidad de dicha cadena emulara la decisión de los miembros de DAO, entonces se crearían dos conjuntos de registros.  “Simplemente, no es lo ideal”, acotó la consultora en el evento.

Como contraparte, Tyler Smith fijó una postura a favor de la decisión de la comunidad DAO y alegó: “No se trata de que la cadena gobierne y lo sea todo, se trata de que los seres humanos pueden utilizarla para ganar eficiencia. Ethereum emplea consenso social y eso es importante para cualquier registro” y añadió: “personalmente creo que lo lo que hicieron fue grande”. En una posición igualmente favorable al uso de la blockchain de Ethereum, John Lilic señaló: “Yo diría que el consenso alcanzado por las empresas dentro de las salas de juntas puede parecer elegante, pero también podría ser desordenado y caótico; sólo que no sabemos de ello. El consenso de Ethereum se lleva a cabo al aire libre. Por lo que nuestro desorden fue muy público”.

Marc Kaufman, representante de la Cámara de Comercio Digital trajo a colación el enfoque de diferencias entre países. El jurista señaló que el problema de los derechos de autoría tiene un componente de clase social. “Un país rico tiene sistemas bien definidos para registrar los derechos de autor. Pero en los países en desarrollo los sistemas con frecuencia favorecen a la clase alta. Allí las personas necesitan con urgencia un sistema de fácil acceso para que todos puedan registrar sus creaciones y ahí es donde entra la blockchain”.

Por su parte, el CEO de Symbiont, Mark Smith, citó al estado de Delaware (Estados Unidos) y sus elementos legislativos como modelos a seguir. Smith señaló que Delaware tiene su propio Tribunal de Litigios Ordinarios para lidiar con las compañías listadas, por ejemplo, las compañías de tarjetas de crédito o empresas farmacéuticas que cumplan con ciertas restricciones conocidas en el estado. “Symbiont está en una profunda conversación con el Colegio de Abogados de Delaware con respecto a las formas en que pueden implementarse los contratos inteligentes para trabajar la resolución de disputas por derechos de autor”.

Otras ideas importantes giraron en torno a Unjo Música, el sistema de ConsenSys que permite compartir derechos de los músicos a través de Ethereum. También se discutió acerca de la “soberanía de la identidad” siendo John Lilic quien más énfasis hizo en el área. Según el representante de ConsenSys“Cuando alguien le dice que es dueño de algo en un entorno virtual, realmente no lo tienes. Pero todo eso está cambiando. Es una revolución”. Colocó como ejemplo a Facebook. “Es un contenedor de identidad. Es una colección de testimonios, de amigos y familiares, con el tiempo se convierte en su identidad. Pero Facebook podría simplemente eliminar tu cuenta, es decir, al final no te pertenece. No tienes la última palabra”.

Tanto Lilic como Smith coincidieron en que la blockchain puede revertir ese modelo imperante en la web y dar forma a mecanismos para la creación de una “identidad soberana”. Estos son tan solo unos cuantos de los puntos discutidos durante la reunión, en la que se platicó sobre algunos de los miles casos de uso posibles que se pueden derivar de la implementación de la tecnología blockchain.