La compañía Bitfury Group, en colaboración con la organización no gubernamental National Democratic Institute y el New America, anunciaron el pasado lunes que han formado una iniciativa llamada Blockchain Trust Accelerator Initiative, que tiene como objetivo principal combatir la corrupción y aumentar la transparencia en áreas como elecciones y títulos de tierras e inmuebles, además de ayudar a la gobernanza de manera de que los negocios de las naciones se manejen en pro del bienestar social.

Así lo anunció un artículo de la revista Forbes, donde se explica que, a raíz de que la tecnología blockchain está teniendo una marcada importancia para el sistema de seguridad vía Internet, la misma puede ser usada para proteger sistemas electorales, resguardar identidades y mantener un libro inalterable de datos.

Es por eso que Tomicah Tillman y Jamie Smith, fundadores de la iniciativa, afirman que las aplicaciones de blockchain tienen mucho potencial, en lo principal, para el nivel gubernamental, donde podrían incluir a los ciudadanos en un proceso de votación que les aseguraría el ejercicio y resguardo de su derecho.

¿CÓMO FUNCIONA?

La alternativa que ofrece Tillman y Smith permite ahorrar tiempo en el sistema de votaciones, logrando que no se priven los derechos de los ciudadanos al voto. Actualmente, muchas personas deciden no hacer la cola de votación porque, por razones que están fuera de su alcance, no tienen el tiempo suficiente para ejercer su derecho, aunado a que los ciudadanos que votan en el extranjero no confían en que sus votos en realidad sean contados.

Con un sistema de votación basado en blockchain, se evitarían estos problemas porque es un sistema totalmente sencillo, que se puede usar desde la comodidad de un dispositivo móvil, y la votación iría a un libro mayor distribuido, seguro y transparente: “Ningún gobierno puede alterar resultados de una elección sin dejar total evidencia de lo que intenta hacer, pues todo en blockchain queda absolutamente registrado”, asevera Tillman, quien además resalta las capacidades de la blockchain para garantizar la rendición de cuentas y dotar de seguridad a un proceso electoral.

Jamie Smith estima que el futuro de la humanidad se encuentra en un Wifi abierto a nivel mundial y en dispositivos móviles baratos que permitan el uso de la tecnología blockchain, lo que permitiría ejercer el derecho al voto por esta vía, asegurando la privacidad y el anonimato. Para Smith, “el futuro de la democracia y el buen gobierno es indescriptible” mediante el uso de la tecnología blockchain.

La iniciativa invertirá en programas que, en teoría, mejorarán la seguridad y la transparencia de los procesos gubernamentales, dirigiendo también el sistema a otras entidades como farmacias, por ejemplo, para proporcionarles una entrega segura y oportuna de vacunas.

El proyecto ya ha atraído el interés por parte de varias organizaciones.  El próximo lunes habrá una mesa redonda en la Casa Blanca donde se espera que fundaciones como Omidyar, la AFL-CIO, la Sunlight Foundation, y cerca de 50 organizaciones más asistan al evento, donde se hablará sobre el proyecto de seguridad para votaciones mediante la tecnología blockchain.

La tecnología blockchain puede ayudar a tener un mundo mejor y asegura que el grupo de Bitfury hará todo lo posible para lograr que esto avance y tenga un impacto en la humanidad.

Valery Vavilov

Cofundador de Bitfury y CEO, Blockchain Trust Accelerator Initiative

Tomicah Tillman, también director de la iniciativa de Bretton Woods II en en New America, explicó que la tecnología blockchain “tiene el potencial de ser la aplicación asesina para la corrupción”, y es por eso que tanto New America como el NDI, y todos sus socios están trabajando arduamente para asegurar el potencial de la tecnología blockchain para poder garantizar y proteger la identidad, la información y el dinero de los usuarios pues, hasta el momento, se han perdido 1.2 mil millones de dólares de los ahorros de blockchain, la mayoría de ellos, por la corrupción que dirige el dinero a compañías de servicios financieros; cifras dadas por el mismo artículo de la revista Forbes, escrito por Laura Shin.

El acelerador, creado por Tillman y Smith, nace de la relación de más de 15 años de trabajo en la democracia y la gobernabilidad; experiencia que impulsó  la idea de buscar nuevas plataformas que permitan niveles de eficacia y transparencia sin la necesidad de invertir mucho en una gran estructura, como muchos han hecho, que al final es totalmente inservible. De esta manera, para los fundadores, se podría cambiar el mundo y la forma en la que los ciudadanos interactúan con el Estado.

Bitfury comenzó como una empresa centrada en la minería Bitcoin, pero recientemente se amplió al servicio de blockchain. Los planes para el acelerador, creado por Tillman y Smith, se concretaron en la reciente Cumbre de Blockchain 2016, celebrada en la isla de Necker de Sir Richard Branson en el Caribe.