El Berklee College of Music a través de su Instituto para el Emprendimiento Creativo (BerkleeICE) ha publicado un nuevo informe centrado en la promoción de la equidad y la transparencia en la industria de la música. En el informe se propone utilizar la tecnología que sustenta a la red Bitcoin, la Blockchain, para garantizar una más justa distribución de los ingresos y aumentar la transparencia.
El informe es producto del proyecto Rethink Music, creado para explorar el futuro de la industria de la música. El informe estima que entre el 20 y 50 % de los pagos de la música no se hacen a sus legítimos dueños, y los primeros esfuerzos hacia la creación de una base de datos mundial integral para facilitar la concesión de licencias y el control de las obras musicales no han tenido éxito.
El informe cita varios esfuerzos de registro, todos los cuales fueron estructurados con fines de lucro para las empresas, lo que significa que en algún nivel se anima a los participantes a hacer dinero y producir un registro robusto. Esto crea un problema, dice el informe; si numerosas empresas con fines de lucro colaboran para construir dicho registro, las preocupaciones anti-monopolio podrían surgir. Por lo tanto, Berklee recomienda que un registro sea administrado a través de una mezcla de empresas con fines de lucro y sin fines de lucro.
Sin embargo las recomendaciones de mayor impacto e innovación del informe de Berklee son la creación de una base de datos descentralizada, establecer derechos factibles y la investigación de la tecnología Blockchain y criptomonedas para gestionar y realizar un seguimiento de los pagos en línea a través de una cadena de valor que conecte directamente a los creadores de música con los fans.

Blockchain permitiría división automática y confiable de los pagos

Con la naturaleza descentralizada de la Blockchain, podría tomarse un mejor manejo de patentes digitales, además de permitir los pagos por parte de los usuarios directamente a los artistas y a las compañías disqueras, según un acuerdo preestablecido de los porcentajes de distribución hacia los diversos actores de la industria musical.
El informe de Berklee sugiere una base de datos de información precisa con la titularidad de los derechos, que podría constituir la base de un registro utilizado en criptomonedas. Además de la información de propiedad de los derechos, se podía colocar en la base de datos un algoritmo que divida los pagos para cada trabajo, según lo determinado por una combinación de estatutos y contratos. Así, cada vez que un pago se genera para una determinada pieza de música, el dinero se dividiría automáticamente de acuerdo con los términos establecidos y en la cuenta de cada partido se reflejarían instantáneamente los ingresos adicionales.

La visión del Berklee College of Music

Cada vez que una canción se transmite, dos tipos de derechos de autor deben ser pagados. El más grande va al artista que interpretó la canción o, más precisamente, a la empresa que posee los derechos de esas regalías, por lo general un sello discográfico. El otro va al compositor o, de nuevo, a la sociedad dominante de esos derechos. A veces, los servicios de streaming ni siquiera pagan a aquellas empresas directamente, sino que dependen de las organizaciones que gestionan las regalías de grandes grupos de propietarios de derechos de autores. En cada paso a lo largo de la línea, otra empresa lleva un corte.
“Esta es una industria cuyo modelo fundamental de negocio ha estado completamente patas arriba, pero su estructura de costos y su estructura intermediaria no han cambiado mucho desde muchas épocas” dijo Panos Panay, el director gerente del Instituto de Emprendimiento Creativo al portal Bloomberg. “Vamos a hacerle frente: Usted no necesita a todas estas personas en la cadena de suministro”.
En el informe de Berklee, que puede ser descargado en la página web del Berklee College, hay un desglose de la forma típica que las regalías por una canción reproducida en servicio de streaming como Spotify, Apple Music, Tidal o un servicio de suscripción rival, serían repartidas.
“Es un problema de acción colectiva típica, donde todo el mundo se beneficia de una manera pequeña de las ineficiencias en la forma de hacer las cosas”, dijo DA Wallach, un músico e inversionista, que también ha pasado los últimos cuatro años como artista residente en Spotify.
“Determinar cuándo las canciones se reproducen y quién debe pagar es una zona con un montón de espacio para mejorar” dice Panay de Berklee. “Las organizaciones de los derechos han estado tradicionalmente a cargo de averiguar cuando, por ejemplo, una estación de radio en Bruselas o en Boise, Idaho, reprodujo una canción y luego asegurarse de que al compositor le pagaron. Es un proceso de trabajo intensivo que probablemente sea mejor manejados por robots”.

Establecer la confianza en la Blockchain

Para reemplazar toda esta configuración rudimentaria con la tecnología moderna, existe la necesidad de un sistema que rastree cuándo se reproduce música y quién posee los diversos derechos de cada canción, algo que la industria de la música ha tratado infructuosamente de crear en el pasado. Pero además hay necesidad de una forma que vincule dicho sistema a un método de pagos.
Al mantener un recuento público de cada transacción que se realiza, la Blockchain permite a las personas que no confían entre sí hacer negocios sin temor de que están siendo estafados, (por esto es que ha sido tan popular entre los traficantes de drogas). Tal sistema dividiría automáticamente cada pago en los porcentajes adecuados y distribuiría de inmediato. A diferencia de Bitcoin que es inteligente en sí, está lejos de estar claro cómo una industria que ha sido tradicionalmente menos inteligente cuando se trata de tecnología podría hacer una transición al mundo impenetrable de Bitcoin.
La sugerencia inicial provino del músico D.A Wallach de Spotify. En diciembre pasado, publicó un ensayo llamado Bitcoin para Rockstars que estableció los fundamentos de un sistema de distribución de regalías a base de la Blockchain. Varias nuevas empresas ya están trabajando en las primeras versiones de la idea, dice Barry Silbert, un inversor destacado en Bitcoin, aunque ninguno está listo para la primicia. La empresa de diseño y consultoría IDEO también señaló la idea de Blockchain, adicionalmente está en marcha una incubadora para nuevas empresas que desean utilizar la tecnología para aplicaciones en diversas industrias, incluyendo la compra de una vivienda, la salud y la música.
Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1M1J9iub9ry7hYzLKAWWLduZre8TiBGXfs
DAR PROPINA