El consorcio financiero para la investigación y el desarrollo de la tecnología de contabilidad distribuida R3CEV continúa su acelerado crecimiento añadiendo nuevos integrantes. Esta vez, por primera vez se integra una compañía especializada en créditos y financiamientos: Synchrony Financial, proveniente de Estados Unidos.

Con 80 años de experiencia en Norteamérica, esta empresa ofrece servicios crediticios tanto corporativos como personales, además de proveer soluciones especializadas para aseguradoras. Este lunes, a través de su página oficial, ha anunciado su decisión de unirse al R3CEV para colaborar en el diseño de aplicaciones blockchain pensadas específicamente para la industria crediticia, así como el desarrollo de soluciones de seguridad, privacidad y escalabilidad para esta tecnología.

Como de costumbre, David Rutter, Director General del consorcio, dio la bienvenida a esta compañía:

R3 es el mayor consorcio colaborativo de este tipo en los mercados financieros, uniendo miembros de todos los rincones de la industria. Damos la bienvenida a Synchrony Financial al consorcio y esperamos darles acceso a un gran acervo de conocimientos técnicos de los mercados financieros electrónicos y la tecnología de contabilidad distribuida, dirigidos por nuestro equipo de técnicos y expertos de la industria.

David Rutter

Director General, R3CEV

Por su parte, la vicepresidente ejecutiva de Synchrony comentó que para su empresa esta colaboración resulta de alto valor.

Estamos muy contentos de ser parte del consorcio R3 para explorar los casos de uso de la tecnología de contabilidad distribuida. Tener acceso a la red R3 y a su investigación será tan valioso como como pensamos a través de las muchas oportunidades para la blockchain de ser aprovechada en el escenario de financiación al consumidor.

Carol Juel

Vicepresidente Ejecutiva, Synchrony Financial

Hasta los momentos, y fundado apenas en 2014, el R3CEV ya suma más de 70 miembros y con frecuencia tenemos noticia de alguno nuevo desde los lugares más insospechados del globo. Hace poco la compañía de servicios de pagos QIWI, basada en Chipre, se unió a esta iniciativa blockchain; y justo antes de ella destacadas empresas provenientes de Latinoamérica y China, respectivamente, unieron sus esfuerzos a los del consorcio.

Aunque el R3CEV ya ha cosechado logros importantes más allá de integrar a nuevas empresas. El mes pasado ocho de sus bancos realizaron una prueba exitosa de un prototipo blockchain para transacciones de bonos, y hace unos días anunciaron que Corda será de código abierto para poder crear una red corporativa global en torno a la tecnología blockchain. Además, casi al mismo tiempo nos llegó la noticia de su alianza con Ripple.

No cabe duda de que a este ritmo el R3CEV realmente logrará formar la red mundial que pretende impulsar la blockchain, dado también que pronto se unirá al Hyperledger Project, otra gran iniciativa entorno a esta tecnología.