La carrera tecnológica que ha generado la aparición de Bitcoin y las criptomonedas, hasta ahora no ha tenido la adopción masiva que se esperaba. Aún así, son diversas las corporaciones bancarias y gigantes de la informática que se han adentrado en este nuevo campo. Bautizada para efectos mediáticos y corporativos como “Tecnología Blockchain”, hasta ahora ha atraído a grandes compañías como IBM, Goldman Sachs, Deloitte e Intel; precisamente sobre esta última, hoy resaltan avances que esta corporación ha desarrollado y que quizás no han sido identificados y/o evaluados con el rigor que merecen.

Intel ha apostado directamente en el desarrollo de herramientas innovadoras que, inspiradas en la versión pionera de cadenas de bloques y algoritmos de consenso de Bitcoin, sirvan como elementos para conformar una arquitectura bastante completa que permita a empresas de toda índole poder desarrollar sus propias plataformas blockchain adaptadas a sus exigencias.

Enfocadas en gran medida en la oferta de estos productos informáticos a la industria en general, Intel se ha querido despegar del desarrollo abierto y se ha enfocado en el espacio de las “blockchains privadas, término bastante popular en la actualidad entre empresas y corporaciones bancarias. Aun así, no se ha cerrado a que muchas de sus tecnologías, tanto a nivel de hardware como software, puedan ser utilizadas para desarrollar plataformas blockchains desde cero o incluso enriquecer a cadenas de bloques públicas, como las de Bitcoin y Ethereum.

Las innovaciones de Intel en Tecnología Blockchain

El pasado mes de abril, Intel presentó la plataforma “Sawtooth Lake” (lago de dientes de sierra), la cual dispone de un conjunto de herramientas para la construcción y manejo de cadenas de bloques, y cuenta con una de las innovaciones propias del equipo de ingeniería de la compañía: el algoritmo de consenso Proof-of-Elapsed-Time (PoET), que ha llamado la atención de diversos desarrolladores y expertos en criptografía.

Este algoritmo ha sido descrito por Intel como una mejora al original Proof-of-Work (PoW) lanzado por Satoshi Nakamoto en el whitepaper de Bitcoin, y su principal propuesta es la resolución del problema de computación de “elección de líder al azar”, o seleccionar quién creará el siguiente bloque de transacciones. El PoET es una función aleatoria que cumple su tarea de elección al basarse en tres características:

  • Equidad: La función debe distribuir la elección del líder a través de la población más amplia posible de participantes.
  • Inversión: El costo de controlar el proceso de elección del líder debe ser proporcional al valor obtenido de ella.
  • Verificación: Debería ser relativamente simple para todos los participantes verificar que el líder fue seleccionado legítimamente.

Este algoritmo PoET ha sido evaluado por diversos expertos como más ecológico que el PoW, puesto que el poder de cómputo necesario para ejecutarse es muchísimo menor, inclusive comparable en el Proof-of-Stake (PoS), otro popular algoritmo de consenso que se ejecuta en diversas criptomonedas en la actualidad. Sin embargo, también ha sido criticado por ser un algoritmo algo restrictivo que debe ejecutarse solamente en hardware exclusivo de Intel, específicamente en los llamados Trusted Execution Environments (TEE), que se traduce como “Ambientes de Ejecución Confiable”.

Los TEE, son básicamente unidades de procesamiento que Intel ha diseñado para ejecutarse de forma desligada del resto de los componentes de hardware de una computadora o inclusive de un teléfono inteligente. Gracias al diseño de estas unidades y a los protocolos cifrados que usa para comunicarse con el resto de los dispositivos, los TEE ejecutan tareas de procesamiento sin poner en riesgo información sensible como claves privadas y demás datos de usuarios.

Estas limitaciones mencionadas, hacen que el uso del algoritmo PoET no sea tan accesible para ser empleado en plataformas blockchains públicas, debido que no todos los usuarios contarían con este hardware de Intel en sus ordenadores o celulares. A pesar de ello, Intel incluye PoET como uno de los tantos algoritmos posibles para ser usado por empresas y desarrolladores dentro de la amplia gama de herramientas de software para creación y manejo de blockchains que provee su plataforma Sawtooth Lake.

Respecto a estas ventajas, Christopher Allen de la firma Blockstream afirma que las prestaciones de Sawtooth Lake superan a Hyperledger Fabric, la alternativa que presenta el Proyecto Hyperledger impulsado por la Fundación Linux. Allen hace énfasis en la variedad de herramientas y algoritmos que presenta Intel en esta plataforma, que pueden ser utilizados por las empresas para desarrollar las plataformas blockchain que se ajusten a sus respectivas necesidades.

La industria de criptomonedas y blockchain reconoce el trabajo de Intel

Las innovaciones presentadas por Intel no solo han sido evaluadas y discutidas por diversos expertos de varios sectores de la industria, sino que ya han sido aprovechadas por parte de empresas privadas e inclusive por aquellas que hacen uso de la blockchain de acceso público de Bitcoin.

El caso más notable es el de la empresa de pagos BitPay, que utilizando las herramientas Software Guard Extensions (SGX) de Intel, ofrece mayor seguridad a los usuarios de carteras de bitcoins Copay y BitPay. Con esta alianza entre BitPay e Intel, los datos sensibles (claves, información de identidad) de los usuarios que usen dichas carteras en dispositivos que cuenten con procesadores de última generación de Intel, estarán asegurados al ser únicamente procesados en “enclaves”, que son áreas de ejecución protegidas.

Dentro del sector privado, resalta sin duda el interés del Consorcio R3CEV, que reúne a varios bancos y empresas de tecnología de importante envergadura, hacia las tecnologías desarrolladas por el equipo de ingeniería de Intel. Este interés fue expresado en hechos cuando 8 bancos pertenecientes al consorcio realizaron pruebas con un prototipo de plataforma blockchain desarrollada por Intel y que fue utilizada para la transacciones de bonos entre las instituciones bancarias.

Además, también fueron invitados a probar un sistema de registro de identidades basado en la tecnología blockchain, otra de las numerosas aplicaciones que se desprenden del uso de las cadenas de bloques. En este caso, los bancos se verían beneficiados al contar con registros de datos seguros y no modificables, al tiempo que pueden proteger a las instituciones y los usuarios ante posibles usurpaciones de identidad.

En conclusión, el gigante tecnológico ha sido uno de los casos más notables de empresas que se han involucrado en estas tecnologías nacientes no de una forma “blanda” con solo investigación y desarrollo, sino que ha sido bastante arriesgada al ofrecer nuevas herramientas y productos basados en blockchain, siendo éstos ya reconocidos tanto por empresas que trabajan con blockchains públicas y otras que planean establecer sus propias plataformas de acceso privado.

Scan to Donate Bitcoin
¿Disfrutaste leyendo este artículo? Agradece a con una propina:
Bitcoin 1M1J9iub9ry7hYzLKAWWLduZre8TiBGXfs
DAR PROPINA