La criptomoneda dash, cuyo atributo más promocionado y destacable es la privacidad, ha sido adoptada por Living Room of Satoshi, un servicio establecido en Australia donde pueden pagarse los servicios, gastos del hogar, multas de tránsito e impuestos con criptomonedas.

living-room-dash

Así, dash se une a bitcoin como las únicas criptomonedas con las que se pueden pagar estos servicios, ya que Living Room of Satoshi ha dejado de aceptar Ethereum, Litecoin y Dogecoin como formas de pago. Daniel Alexiuc, fundador y CEO de Living Room of Satoshi, señaló que la capacidad de procesamiento de su empresa está aumentando. “Hemos sobrepasado la meta de procesar 100.000 dólares australianos semanalmente, sin que aún hayan signos de desaceleramiento”, dijo, para en seguida explicar los motivos que llevaron a abandonar a otras criptomonedas.

Hemos probado otras monedas como Ethereum, pero las bifurcaciones forzadas y sus problemas de confiabilidad hacen imposible usarlas. Dash se ajusta perfectamente como un sistema de pagos para facturas y compras en el mundo real de bienes y servicios. Desde el principio, Dash ha sido capaz de llenar los vacíos que Bitcoin creó. Dash tiene la habilidad de realizar transacciones inmediatamente, en contraste con los 10 minutos de retraso que suele tomarse Bitcoin. Daniel Alexiuc

Fundador y CEO, Living Room of Staoshi

La empresa también anunció que estará adoptando la tecnología InstantSend de Dash, en cuanto se inaugure la nueva plataforma de pagos australiana (New Payment Platform) a principios de 2017, una nueva infraestructura que permitirá realizar pagos rápidamente y hacer inmediata su disponibilidad, incluso si las transacciones se realizan entre instituciones bancarias diferentes.

Actualmente, las instituciones financieras australianas se encuentran en un proceso de actualización de sus plataformas, mudando el actual sistema e información al modelo blockchain. A su vez, los gobernantes están desarrollando diversos marcos legales de regulación para criptomonedas, bancos y empresas, cubriendo así a todo los participantes de la industria. Así, Australia se convierte en uno de los países más adelantados en la materia, pues es protagonista de varios esfuerzos notables a favor de las criptomonedas y la tecnología.

Imagen Destacada: Dash.org.