Just-Sold se convirtió en la primera agencia inmobiliaria nórdica en llevar a cabo la venta de un inmueble a cambio de bitcoins, empleando los servicios de procesamiento de pagos ofrecidos por la empresa Coinify con sede en Dinamarca.

El inmueble, ubicado específicamente en la ciudad de Morkov en la región noroccidental de la provincia de Zelanda, fue vendido a cambio de 117 bitcoins, equivalentes a 290.000 coronas danesas o 50.000 dólares estadounidenses. Just-Sold optó por los servicios de Coinify ante la petición del comprador, quien se declaró un miembro antiguo de la comunidad Bitcoin.

Todas las partes involucradas en la venta consideran que se trata de un paso importante en la demostración de nuevos casos de uso para Bitcoin y su potencial en el sector inmobiliario. Una de las ventajas señaladas en el anuncio de este suceso por Joosep Vahtras, Oficial de Cumplimiento de Coinify, fue la capacidad de Bitcoin para llevar a cabo de una manera sencilla y precisa la verificación de la procedencia de los fondos que es requerida por las agencias inmobiliarias y otras autoridades en el proceso de las ventas.

Vahtras señala que las normas contra el lavado de dinero establecen que las personas deben revelar el origen de sus activos al llevar a cabo compras iguales o superiores a 100.000 DKK. Dicho origen a menudo es difícil de verificar dado que los bancos operan con libros de contabilidad cerrados. En cambio, las operaciones con Bitcoin son registradas en un libro de contabilidad abierto de forma transparente, por lo que pueden ser rastreadas fácilmente por cualquier persona.

Por otra parte, la agencia Just-Sold expresó también su disposición a llevar a cabo este tipo de iniciativas en apoyo a las nuevas tecnologías. Jesper Jorgensen, CEO de Just-Sold, declaró que una de las características de la empresa es precisamente su apertura a la adopción de medidas innovadoras relacionadas con nuevas herramientas tecnológicas y métodos de pago.

Estamos muy satisfechos de ser la primera empresa de bienes raíces de los países nórdicos en emplear una criptomoneda para la compra de un inmueble. Al ser una empresa innovadora es natural para nosotros estar abiertos a las nuevas tecnologías y la adopción de medidas innovadoras incluso dentro de los métodos de pago. Forma parte de nuestro ADN empresarial. Jesper Jorgensen

CEO de Just-Sold

Esto indica que seguramente ésta no se trata de la última oportunidad en la que Just-Sold aceptará pagos en Bitcoin y mostrará su apoyo a las nuevas tecnologías. De la misma manera, se estima que este tipo de iniciativas logre que otras empresas dentro de la industria reconozcan el potencial de Bitcoin y adopten esta tecnología como un método de pago alternativo.

Por los momentos nos encontramos en una etapa inicial de la expansión de estas tecnologías en este sector. No obstante, existen otras posibilidades de uso, en especial para la tecnología blockchain, que podrían beneficiar a las inmobiliarias; como por ejemplo la posibilidad de llevar un registro preciso y transparente de los títulos de propiedad de los clientes y otros usos potenciales que podrían ser puestos en práctica próximamente por esta u otras empresas.